Apenas con cuatro años en el trajinar de la pesca,Víctor González ya embonó con sus aparejos en un divertimento en el que los resultados están a la vista gracias a ese toro de 12 kilos y ese gallo de cinco que no dudó en presumir.

Orgulloso pescador mazatleco, recientemente acudió a una zona 'muy divina' para la pesca de orilla, la escollera de Cerritos, donde tuvo la fortuna de atrapar los dos ejemplares, los peces 'trofeo' jurel y Roosterfish, con un 'equipazo' al que le tiene mucha fe y revela cuál es.

Con un gallito de cinco kilos.

Se trata de una caña japonesa Noeby de 11 pies, de 25 a 135 gramos, cuyas principales características es la acción rápida y poder Heavy, así como de un carrete Lure Killer y línea de 40 libras, de líder monofilamento .80 y un señuelo Cabokiller de 50 gramos.

Orgulloso pescador mazatleco.

Es en estos aparejos donde centra su mayor esperanza cada que sale a pescar y termina satisfactoriamente una jornada iniciada en la mañana y acabada en mediodía.

¡Conózcalo!

González, que en sus inicios de pescador comenzó como representante del Surfcasting Team, practica lo mismo el surfcasting (modalidad desde la orilla de la playa) que el spinning ligero, en la que usa señuelos de 10 a 24 gramos.

Con el toro jurel.

En lo personal, dice, acostumbra a practicar más el surfcasting 'dado que los animalitos' -como él mismo les llama- suelen ser más grandes gracias a la temporada de los gallos, toros, sierras y curvinas.

Y, aunque el spinning también se practica desde la orilla, los peces que puede atrapar (pargos, paletas, palometas, cabrilla e incluso toros) son de menor talla sin poder rebasar los tres kilos.

'En el spinning -señala- los señuelos suelen ser chicos. Yo creo que el más grande de esos es de 13 centímetros y el más pesado es de 22, que es lo que yo normalmente utilizo'.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse