Absorta en la pesca que ella misma llama 'la grande' (la de altura, la de altamar), Guadalupe Aburto Sánchez ha dedicado al trajinar del mar 26 de los 42 años que tiene de edad.

La guapa pescadora, que festejará con sabor marino y agarrada de la caña y el carrete el ya inminente Día de las Madres, comenzó a pescar a los 16 años, siempre en la pesca que considera ha sido su favorita: la del troleo.

El paso de la pescadora

Aburto Sánchez es nativa de Ixatapa Zihuatanejo, un balneario de Guerrero, en la costa del Pacífico, donde la emblemática playa El Palmar -uno de los sitios más visitados e íconos de la perla- está bordeada de altos hoteles, bares y restaurantes, y es un referente en el bello puerto guerrerense.

Con su familia y un buen ejemplar. 

Hasta el momento, la especie más grande capturada por ella ha sido un marlin de 133 kilos con 400 gramos (294 libras), además de un pez vela de 32 kilos (70 libras) que la han motivada a continuar cada vez con mayor entusiasmo en esta práctica pegada a los tuétanos.

Guadalupe Aburto, una amante de los litorales. 

Normalmente, Aburto Sánchez practica la pesca con la familia y capitanes amigos de la familia, y en los últimos cuatro años dice que ha andado a bordo de la embarcación Bill Fish con el mando de Francisco Rauda.

Participó el pasado fin de semana en el Torneo Internacional del Pez Vela. 

Precisamente con este yate ha logrado -con ayuda de su equipo- grandes premios como automóviles y efectivo, pero el más grande que ha conseguido -expresa- 'es el de la experiencia y los lindos momentos pasados en altamar'.

'Cada día de pesca -añade- es una experiencia diferente'.

Diosa de los 'picudos'.

Esposo e hijas, sus grandes aliados

Su mira está en seguir en este deporte y asistir al siguiente que, con sede igualmente en Ixtapa Zihuatanejo el 27 de mayo, se denomina La Gran Calentona 2018 con premiación de autos a los dos primeros lugares, así como una motocicleta al del tercero.

Bella postal familiar: con su pequeña Daniela.

En la pesca usa caña de la marca Penn International y un carrete de la del Senator que, agrega, tantas satisfacciones le ha dado a bordo de las embarcaciones.

Asidua competidora en los torneos de pesca de altura.

Manifiesta que seguirá 'en plena pesca' mientras 'Dios me lo permita' y ahora con su nueva compañera, su pequeña hija Daniela Valle Aburto, de 11 años, cuya afición por la pesca la trae 'enraizada' precisamente por su progenitora 'y con mucho orgullo'.

En sus inicios, Guadalupe aparece con sus padres.

Su esposo Ramiro Valle, aunque no practica de lleno la pesca, la apoya 'al cien por ciento' junto con lo que llama 'sus dos princesas', Diana y Daniela, además de su socio y compañero, su primo-hermano Omar Aburto Romero.

Con su hija Daniela y su esposo Ramiro Valle.

No pueden quedar de lado sus 'lindos padres' que, gracias 'a Dios', siempre están con ella en todos los torneos desde que comenzó en plena juventud, allá por 1991.

Con su primo-hermano, Omar Aburto. 

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse