Como parte de acciones de vigilancia en las costas de Baja California, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) atendió el varamiento de una ballena gris y cinco lobos marinos en una playa de la ciudad de Ensenada.

También le interesa: Cómo se protegen y conservan a los pinnípedos en México

Según la información oficial, el 7 de mayo, la delegación de Profepa recibió un reporte ciudadano de Ensenada para informar de la presencia de un ejemplar de ballena muerta en la playa conocida como Lengüeta Arenosa.

Cortesía: Profepa

Personal de la dependencia se trasladó al sitio señalado y localizó el cadáver de un ejemplar al juvenil de ballena jorobada (Megaptera novaeangliae) en estado de descomposición avanzada.

Durante la observación del organismo, se dedujo que la muerte de este ejemplar -'al tener descomposición avanzada'- fue en mar adentro por causas desconocidas. 'Se observó la pérdida de la extremidad de la aleta caudal y otros rasgos físicos característicos del proceso de degradación natural'.

Este ejemplar de mamífero marino ya había sido atendido por esta autoridad el 19 de marzo pasado cuando 'se dio disposición final del mismo mediante sepultura', pero que, debido a las condiciones naturales del lugar como la fuerte marejada, presencia de mareas vivas y oleaje de alta energía, 'fue desenterrado por las causas mencionadas'.

Por ello se activó el Protocolo de Varamiento de Mamíferos Marinos y se procedió a realizar nuevamente las maniobras necesarias para la disposición final del organismo a de evitar riesgos a la salud pública de las casas habitacionales colindantes al lugar donde ocurrió el varamiento.

Se requirió de una maquinaria pesada retroexcavadora con efecto de movilizar al ejemplar fuera de la zona de la rompiente y sepultarla in-situ

Los inspectores realizaron un recorrido de vigilancia en la playa en el que detectaron un total de cinco ejemplares de mamíferos marinos muertos identificados como lobo marino de California (Zalophus Californianus), encontrados en distintos puntos de la playa.

Profepa informó que 'cada uno de ellos presentó distintos estados de descomposición' y sugirió que llevaban un tiempo considerable de exposición 'al observarse también degradación natural por aves carroñeras y fenómenos  naturales'.

Con el apoyo de la maquinaria se enterraron los cuerpos de los lobos marinos in-situ con el objeto de evitar riesgos para la salud humana. Profepa continuará atendiendo los reportes ciudadanos y varamientos de mamíferos marinos en la entidad

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse