¿Ha oído hablar de que los tiburones poseen sentidos muy sensibles?

Y es que todas las criaturas que viven bajo el agua tienen ciertas características en común, y todas ellas necesitan de una manera para obtener el oxígeno. Y los tiburones no escapan de ello.

¿Sabía que...?

De acuerdo con el portal exclusivo Tiburoneswiki.com y que su sitio bigfish.mx retoma, los escualos necesitan reproducirse en aras de asegurar la continuidad de la especie y alimentarse para sobrevivir.

Cada especie en particular, sin embargo, posee también características especiales únicas.

En el caso de los tiburones, el sitio refiere que éstos poseen sentidos muy sensibles, un hígado especial que les ayuda a flotar, varias filas de dientes, y ojos que no son tan diferentes como los de los humanos.

Al igual que las rayas, el esqueleto de los tiburones está compuesto de cartílago. Además, la anatomía de un tiburón está especialmente diseñada para ayudarle a navegar durante largas distancias y maniobrar cerca de las presas con gran facilidad.

El mismo portal fija que sus varios pares de aletas también le permiten navegar a través del agua, del mismo modo en que las extremidades inferiores mantienen en pie a los humanos, y sus manos ayudan a mantener el equilibrio del cuerpo.

Otra de sus características

Un tiburón se caracteriza por presentar varios pares de branquias a cada lado de la cabeza, a diferencia de otros peces que solo tienen una branquia en sus costados.

Un ser humano respira por la nariz y por la boca, mientras que un tiburón solo utiliza sus fosas nasales (llamadas narinas) para oler.

Del mismo modo que los humanos utilizan trajes de camuflaje para ocultarse de sus enemigos, en el caso de los tiburones, éstos nacen con una pigmentación especial que les permite protegerse de sus depredadores, tanto dentro como fuera del agua.

Esqueleto

Los huesos de un pez se encuentran compuestos principalmente de calcio, pero un tiburón en realidad no posee huesos.

Un esqueleto de tiburón está hecho de cartílago. Los peces óseos tienen, además, una vejiga natatoria llena de gas que les permite flotar sobre el agua, pero los tiburones no cuentan con este órgano especial. En cambio, y como el cartílago es más ligero que los huesos, le permite a esta especie poder flotar sin dificultades.

Del mismo modo, un tiburón no posee tantas partes móviles como los peces óseos, lo que podría hacerle más torpe en cuanto a sus movimientos. Sin embargo, al ser más flexible el cartílago que los huesos, el tiburón puede ejecutar movimientos circulares en espacios reducidos con más soltura que ningún otro pez.

Este cartílago se genera durante toda la vida del tiburón, y produce además, cerca de la mandíbula, una especie de depósito de minerales, fundamentales para aportar una resistencia adicional (por ejemplo, a la hora de morder).

(Fuente: Tiburoneswiki.com)

También podría interesarte: