Internado -esta vez- en el enmarañado río Balsas, el reconocido pescador submarinista Edu Gómez volvió a mostrar arrojo, aunque también temeridad, al toparse ¡a dos metros de distancia! con un enorme lagarto.

El río Balsas -según descripción de Wikipedia, la Enciclopedia Universal- se ubica en el centro sur de México, entre Michoacán y Guerrero, en dirección oeste hasta desaguar en el océano Pacífico,

Un video que él mismo compartió en su cuenta personal de Facebook permite darse cuenta de la manera como este 'explorador marino' -originario de San Francisco, un pueblo guerrerense- va en busca de mojarras tilapia y lo que encuentra en primera instancia no fueron los peces, sino el reptil.

En aquella región oeste del país, Gómez se ha convertido en un referente de la fascinante pesca deportiva con arpón de gomas, justamente por esa intrepidez que, bajo el agua, no tienen límites.

Lo que finalmente pescó Edu Gómez: mojarras tilapia.

Sabedor de que la pesca de tilapia en el río Balsas se da entre cocodrilos y lagartos, el submarinista llegó 'armado' con el arpón con gomas EduSub Spearguns Roller 60 centímetros y se metió a uno de los dos brazos del mismo embalse (el izquierdo), donde, por cierto, allí se crió. La visibilidad era casi nula.

Foto: Cortesía

Gómez acudió con unos amigos, pero ellos 'jalaron' hacia otra dirección y no les tocó observar lo que, entre la osadía y temeridad, acabó finalmente en un divertimento para este reconocido pescador del submarinismo.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse