Desorientado, moribundo y aleteando, un pez espada de más de un metro de longitud irrumpió en una playa atestada de bañistas en Albufereta, en Alicante, España, y causó conmoción.

La intempestiva llegada del predador -cuya característica más visible es el pico largo y aplanado- cayó de sorpresa en decenas de playeros, sobre todo por la manera como el picudo llegó, aleteando.

Intentan salvarlo, pero muere

Una serie de videos difundidos por los mismos bañistas dio la 'vuelta al mundo' tan pronto fueron publicados en las redes sociales.

Algunas de las personas que se encontraban en el lugar trataron de ayudar al pez para que regresara a aguas profundas y prosiguiera su camino, pero los esfuerzos fueron en vano y el animal acabó muriendo poco después en la playa, según autoridades locales.

Por ser una especie que obviamente habita a decenas de millas de la costa, el arribo del pez espada en la orilla de la playa resultó insólito y hasta conmoción provocó por la manera moribunda como llegó.

Los expertos que revisaron el ejemplar varado comprobaron que presentaba un pinchazo que le había seccionado la aleta superior e inferior, y dedujeron que llegó a la playa como consecuencia de las heridas sufridas.

No obstante -según versiones- se desconoce cuál puede ser el origen de la herida que causó el fallecimiento del pez espada. Poco después de que fuera socorrido por varios de los bañistas, los equipos de emergencia retiraron el cadáver del animal de la arena y lo trasladaron al puerto de la ciudad.

Un caso similar sucedió recientemente en una playa de Grecia, hasta donde llegó un pez espada y los bañistas que se percataron de su presencia decidieron liquidarlo a pedradas.

El hecho, por supuesto, generó una gran indignación entre la población helena.

El pez espada (Xiphias gladius) es un predador altamente migratorio de la familia Xiphiidae, y durante su edad adulta pierde sus dientes y escamas, y puede llegar a alcanzar un tamaño de 4,3 metros y un peso de 540 kilos.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse