Quizá sin advertirse del peligro que significaba la presencia de los escualos, un grupo de surfistas fue rodeado por una mancha de enormes tiburones blancos en el condado de Orange, California.

De tal inusual escena se percató el fotógrafo Matt Larmand quien, por medio de un drone, no desaprovechó el momento y filmó el momento cuando los surfistas atraviesan el agua en Capistrano Beach, en Dana Point, en las afueras de San Clemente.

Tiburones, al acecho

Medios digitales citaron que Larmand estaba a un cuarto de milla de la acción sin ninguna forma de advertir a los surfistas. Y que esperaba capturar a algunos tiburones blancos con su drone, pero no esperaba que amenazaran a los humanos en las tablas que un Jet Ski remolcaba.

En un momento, un surfista parece montar justo encima de un tiburón. Cuando otro hombre cayó al agua a pocos metros de uno de los peces , Larmand estaba aterrorizado.

Afortunadamente, el hombre no identificado regresó al tablero ileso y el tiburón nadó lejos.

Larmand estima que uno de los tres grandes blancos que grabó tenía al menos tres metros de largo, lo que sugiere que pudo haber sido un menor.

Y los expertos dicen que son los juveniles, más curiosos que los tiburones más jóvenes, quienes pueden ser los más peligrosos.

Aunque suelen comer pescado, delfines, focas y leones marinos, los grandes blancos se encuentran entre las pocas especies de tiburones que han atacado fatalmente a los humanos sin provocación. Pero este grupo parecía más curioso que voraz, según medios.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse