Pese a lo que una de las pescadoras integrantes calificó de día perfecto, el equipo Insaciable se quedó con la sensación -y la satisfacción- de ser uno de los campeones en el Torneo Big Fish de EL DEBATE de Mazatlán de haber llegado a tiempo a calificación con un gran marlin negro que pesó arriba de las 200 libras. 

'Fue un día perfecto, hubo un mar muy tranquilo y fuimos muy lejos', narró la entusiasta pescadora Andrea La Rochelle al arribar al Muelle de Las Naciones, de Marina Mazatlán, sede de la magna competición que se realizó entre el viernes y ayer exitosamente.

'Somos ganadores, somos campeones'

Igual que todos los participantes, Insaciable zarpó mar adentro apenas salieron los primeros rayos de sol en busca de los más grandes peces y el objetivo era llegar al cierre de báscula, o antes, para pelear de los premios en juego.

Andrea La Rochelle, siempre viva con su pegajoso entusiasmo.

Pero, por azares del destino y gajes del oficio de la pesca deportiva, la tripulación conformada además por el capitán Juan Carlos Smith y su hijo del mismo nombre, así como por Carlos Rodríguez y Flor López, no alcanzó a llegar a tiempo después que el enorme 'picudo' de la especie marlin negro 'enganchó' la carnada a las 15:05 horas.

En plena navegación.

El ejemplar fue de gran tamaño que, cuatro horas después, ya en Marina Mazatlán y cuando la noche había caído, fue subido a báscula para pesar 211.25 libras. No ganó, pero pudo haber superado a Reel Time que presentó un marlin rayado de 87.75 libras que le otorgó el primer lugar de la categoría.

Un caso similar registró Star Fish, equipo conformado por los mazatlecos Enrique Castro y Fernando Marín que arribó al mismo muelle una hora y media después del cierre, y que, como Insaciable, habría podido dominar la categoría con el marlin azul que registró 244 libras.

'Se hizo una labor de equipo'.

Durante la travesía, La Rochelle dijo haber atisbado ballenas, tortugas, delfines y hasta un 'grandioso pez vela que estaba brincando y era magnífico' en lo que constituyó una travesía placentera.

Pese a la demora, la competidora se dijo ganadora por el solo hecho de competir y por la fascinación que dice sentir por la pesca deportiva en toda la extensión de la palabra.

'Hicimos todo en equipo y nos sentimos ganadores, campeones, cuando llegamos a la Marina', expresó.

La tripulación participó en su fiel embarcación Sea Esta.

Y es que, con todo espíritu deportivo, exclamó: 'Somos triunfadores y no importa el premio. Practico la pesca con mucho amor y pasión'.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse