El nuevo informe bianual publicado por la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y The State of World Fisheries and Aquaculture (disponible versión en inglés) lanza una alerta que 'atemoriza': ¡los océanos se están quedando sin peces!

Foto: Pixabay

Y es que, según la información oficial, reproducida por La Vanguardia, establece que la sobreexplotación de los recursos pesqueros 'crece a un ritmo insostenible' al poner en peligro diversas especies marinas y la disponibilidad de estos importantes recursos alimentarios para las próximas generaciones.

Más características

El mismo informe destaca que la pesca 'sigue creciendo en muchos casos por encima de la capacidad de regeneración natural de las especies y, por otra parte, la acuicultura desarrollada de forma respetuosa con el medio marino no cubre la creciente demanda mundial.

Con datos de 2015, la FAO indica en este estudio que el 33,1 por ciento de las especies marinas con valor comercial 'están siendo explotadas de forma insostenible'. En informe anterior de esta entidad de la ONU, la sobreexplotación afectaba al 31% de las especies comerciales.

Foto: Joakant Pixabay

El nuevo informe de la FAO indica también que mientras la tasa de poblaciones de peces que se pescan dentro de los niveles biológicamente sostenibles ha disminuido del 90% de las muestras analizadas en 1974 a un 67 por ciento en 2015, las que se han capturado fuera de esos niveles han seguido la tendencia inversa en ese periodo: del 10 al 33 por ciento.

"No vamos por el buen camino", señaló a Efe el director de Pesca y acuicultura de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Manuel Barange.

Las cifras van en la dirección contraria a lo que marca la agenda de desarrollo sostenible pactada en Naciones Unidas para 2030, que busca acabar con la sobrepesca y restaurar las poblaciones de peces a niveles que puedan producir el rendimiento máximo sostenible cuando antes.

Foto: Pixabay

Barange subrayó que existe una "dicotomía" entre los países desarrollados, donde la gestión pesquera está "funcionando" y las poblaciones se están recuperando, y los países en desarrollo, donde la sobrepesca va en aumento por la "falta de recursos".

"Si esos países no se lo toman en serio, abren también la puerta a la actividad ilegal, que viene más de fuera sabiendo que no hay suficiente control", advirtió.

Según el experto, las peores áreas siguen siendo el mar Negro y el Mediterráneo, entre otros motivos por los "conflictos políticos y sociales" que impiden prestar atención a la pesca en este último lugar, seguidas de las costas de Chile y Argentina.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse