Consistente en un método que limpia los pies con el uso de peces de origen turco llamados Garra rufa o pez doctor fish, la ictioterapia es, en realidad, un equivalente a un peeling o exfoliación natural, pero aplicado a los empeines.

Su aplicación, sin embargo, está 'en el ojo del huracán' dado que una mujer sufrió la amputación del dedo pulgar en el pie derecho tras contraer una infección ósea debido a una bacteria que, según versiones de medios digitales, estaba en el agua, llamada shewanella.

La afectada -de acuerdo con lo que Daily Mail, un tabloide británico, publicó- aseguró que 'no notó nada raro en el spa y que, de hecho, el agua se veía limpia'.

Precisamente por esta confianza 'sumergió sus pies con toda tranquilidad y, días después, comenzó a tener fiebre y a sentirse enferma constantemente'.

Y llegan las consecuencias

Los médicos, según el medio, le diagnosticaron una infección ósea debido una bacteria que estaba en el agua, llamada shewanella, y su 'fatalidad' comenzó a escribirse irremediablemente.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#garrarufa #fishspa anyone?

Una publicación compartida por Aqua Art (@aquaartdoha) el

Aunque la mujer se enfermó en 2010, los doctores solo pudieron determinar la causa dos años después, agrega el sitio digital.

Según la página web de un spa especializado en ese tratamiento, estos animales 'limpian profundamente los poros y ayudan a mejorar la circulación sanguínea'.

Victoria indicó al diario que para el momento en que viajó a Tailandia 'ya le habían amputado parte del dedo pulgar de su pie derecho por un accidente previo que había tenido.

'La infección con shewanella le empezó por ese dedo y se le expandió a otros tres, por lo que se los amputaron todos', según el tabloide.

Agregó que no tuvo más remedio que caminar apoyada sobre su dedo meñique, pero, debido a la presión que ejercía sobre él, le descubrieron otra infección y también tuvieron que amputárselo. 'Esto ocurrió en noviembre de 2017'.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#fishspa #fishtherapy #doktorbalık #garrarufa #askinturkel #kaş #fethiye #saklikent

Una publicación compartida por Aşkın Türkel (@askinturkel) el

La australiana confesó al medio que si bien al principio sentía miedo de mostrar su pie derecho, ahora lo hace para advertir sobre el peligro de los spa con peces.

De hecho, ella tiene una cuenta en Instagram donde publica fotos y videos de cómo quedó su extremidad.

De acuerdo con Wikipedia, la Enciclopedia Universal, 'el método consiste en que los Garra rufa prácticamente succionan las células muertas de los pies y provocan literalmente un cambio de piel'.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse