Considerado un acontecimiento insólito, pero real, la 'lluvia' de peces se da a raíz de que los tornados aspiran pequeños ejemplares de los ríos, los transportan hasta una nube tormentosa y, luego, el mismo fenómeno los descarga junto con torrenciales lluvias.

Recientemente, los pobladores del departamento de Yoro, en Honduras, vivieron la misma experiencia luego de una impetuosa tormenta que se prolongó entre dos a tres horas y que significó el preludio de este fenómeno natural único.

En esta localidad, pequeños peces cayeron como regalo del cielo en forma de precipitación y cubrieron calles, charcos y afluentes cercanos.

Acontecimiento único

La 'lluvia' de peces se registra anualmente en los meses de temporada de lluvia en diferentes comunidades de este lugar situado al norte del territorio hondureño, y coincide con el inicio de la temporada lluviosa.

Para entenderlo mejor, las tormentas generan remolinos de agua en el que todos los animales que se encuentran dentro de ellos quedan atrapados mediante un efecto tornado que alza los animales hacia el cielo.

Luego, como no podía ser de otra forma, los animales -en este caso peces- acaban por caer como si de una lluvia insólita se tratara (tromba marina).

Algunos peces no sobreviven al impacto, pero la mayoría sí. También es posible que los peces caigan congelados si han atravesado alguna fase con temperaturas a grados bajo cero.

Aunque la lluvia de peces es la más conocida, se han dado casos de 'lluvias de ranas' o, incluso, 'lluvias de gambas' para sorpresa de los viandantes. Por ejemplo, en la ciudad de Alicante (España) en 2007, tuvo lugar una lluvia de ranas.

Otras lluvias insólitas: Scientific American publicó un informe de una lluvia de serpientes en Memphis en 1877, y en otro caso, millares de ranas cayeron del cielo en Leicester, en Massachusetts (EU) en 1953.

¿Cómo se da la cultura?

Según la cultura popular, Yoro lleva más de un siglo 'sufriendo' una 'lluvia de peces' al año, normalmente entre los meses de mayo y julio. Tras relámpagos, truenos y vientos, una curiosa lluvia tiene lugar durante un par de horas. 

En Sri Lanka también ocurre un fenómeno similar en el que los ciudadanos han sido 'bombardeados' con más de 50 kilos de peces.

En la tormenta de mayo de 2014, por ejemplo, los aldeanos explicaron que los peces medían entre cinco y ocho centímetros y que como aún estaban vivos, los pusieron en cubos con agua para ser consumidos más tarde.

Dado que lluvias de animales han ocurrido en diversas zonas del globo a lo largo de la historia y son eventos bastante insólitos, han dado origen a muchos mitos y leyendas sobre los animales caídos del cielo.

(Con información de El Heraldo de Honduras y Muy Interesante)

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse