Impresionante escena fue grabada -y terminada por viralizarse- cuando un enorme tiburón devoró 'de un mordisco' a otro escualo de menor talla y peso en una playa de Florida. 

Dicen que 'siempre hay un pez más grande y esta vez hay evidencias', escribe La Crónica Directo. Y es que un grupo de amigos 'se encontraba en una lancha pasando un día de pesca cuando, de repente, algo picó el anzuelo. Uno de ellos recogió la caña y, escasos metros, observaron cómo uno había dado con un tiburón martillo', describió el sitio.

¡Y a filmar!

Uno de los presentes empezó a grabar las imágenes. El escualo se acercaba 'más y más mientras se resistía' cuando 'sin casi verlo venir, otro tiburón arrancó de un mordisco la cola del tiburón'. 

Inmediatamente, el mar se convirtió 'rojo y el escualo mayor regresó de nuevo para terminar de comerse a su presa'. Unas imágenes que los presentes no podían creer. 

El notable clip, que fue filmado frente a la costa de Miami, muestra a una pescador que se tambalea en un tiburón toro cuando de repente el tiburón mucho más grande se asoma y muerde la cola entera del pez enganchado.

Sorprendentemente, el tiburón enganchado continúa revolcándose sin cola, incluso, cuando otros tiburones comienzan a rodear el agua ensangrentada.

El incidente fue una gran sorpresa para el grupo de pescadores que intentaba atrapar sábalos, no tiburones.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse