Ya en repetidas ocasiones se ha dicho, y hasta comprobado científicamente, que el pez come todo cuanto ve moverse en su hábitat, y en este video queda una vez en evidencia la hipótesis que aquí corresponde a la nota.

En la grabación, un joven que camina sobre alguna playa arma su línea de pescar con un teléfono ¡Phone, aparentemente dañado e inservible, y lo arroja a la orilla de playa, enganchado con un anzuelo sin carnada, y, al cabo de algunos minutos, atrapa a un pez.

Lo importante de todo ello es no solo dejar constancia de aquello que, científicamente se ha dicho una y otra vez, acerca de que el pez come todo cuanto ve moverse en su hábitat, sino la preservación que el joven pescador hace de la especie al desprenderle el anzuelo y devolverla al mar.

El video está llamado a ser visto una y otra vez y a tener consciencia de la importancia de cuidar los recursos marinos, además de que cualquier instrumento es útil para salir a pescar y cosechar algún ejemplar.

¡Interesante!, ¿qué no?

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse