Mezclado entre la rareza y la incredulidad, el acto sexual es un proceso muy natural que se da en los seres vivos y, claro está, ni perros, gatos, caballos y ni caracoles están fuera de él.

Pero, ¿no se ha preguntado cómo ha sido la vida sexual en los peces?

Sin entrar en muchos detalles, los especialistas analizan que el acto entre los peces se gesta "gracias a dos tipos de fecundación: interna y externa". 

 

¿Cómo se da?

Una parte de los peces ovovivíparos macho que fecundan de forma interna a la hembra lo hacen a través de su aleta anal. Y esta aleta es la que introducen los espermatozoides dentro del cuerpo de la hembra por el orificio del ano, según el portal Noticias 24 horas.

Otros peces simplemente juntan sus orificios anales, y como el del macho tiene forma convexa y el de la hembra cóncava, se pueden acoplar y producirse el trasvase de los espermatozoides que fecundarán los huevos, agrega.

Peces ovovivíparos no demasiado adecuados para adoptar como mascotas serían, por ejemplo, los tiburones o las hambrientas pirañas. 

 

En las especies de peces ovíparos, la fecundación es externa, es decir: las hembras expulsan los huevos que posteriormente serán fecundados por los espermatozoides que rociará el macho sobre ellos a través de su orificio anal.

Ejemplos de peces de pecera ovíparos serían el Betta o el Gouramis. Otros ovíparos serían el pez tigre o el salmón, especies que no suelen verse a menudo en los acuarios familiares.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse