Un gran marlin rayado de 97 libras concedió el mayor de los premios al equipo Black Pearl en la edición 13 del ya consolidado Torneo Offshore Altata 2017 que tuvo lugar el pasado domingo en la Marina y Club de Yates de Isla Cortés, el corazón de la bahía, ubicado a 45 minutos de Culiacán.

Sus cuatro integrantes, Luis Felipe Montaño, Armando Montaño Miranda, Javier Montayo Iruretagoyena y Abel López, hicieron una efectiva labor de tripulación a bordo de la embarcación que, al final, les otorgó el preciado ejemplar y el jugoso estímulo en disputa.

Es un bicampeón

Aunque hubo otro yate que sacó igualmente un marlin, pero que lo condujeron a la báscula dos horas después, el de Black Pearl fue el único que presentó un marlin mayor a la talla mínima, que era de 75 libras. Precisamente por no haber más capturas, las categorías Vela y Dorado quedaron desiertas y sus premios devueltas al comité organizador.

Ese marlin que ya no pudo entrar a la competencia pesó 106 libras.

“Ellos (los del equipo) lo pescaron tarde y aparte llegaron dos horas después”, narró Luis Felipe Montaño.

La embarcación triunfadora, segunda vez que gana el certamen Offshore de Altata desde 2009, así como segundos y tercer lugares en otras justas en el estado, capturó en total tres márlines, pero solo llevaron a la báscula solamente el ejemplar rayado que, como se citó, registró 97 libras.

Black Pearl utilizó una lisa de carnada, que se “tragó” el picudo rayado ganador y para el que sus pescadores tardaron 30 minutos en poder sacarlo.

Los pescadores originarios de Culiacán recibieron las llaves de un flamante automóvil Spark 2017 y seis meses gratis de slip en Marina y Club de Yates de Isla Cortés.

Protagonistas del Big Fish

También han competido en los torneos del Big Fish, pero no como Black Pearl al no contar con una lancha grande.

“Vamos con otros nombres de equipos, como el de los Carajos, pero no como Black”.

Como padrino de lujo estuvo en la fiesta de Altata Luis Miguel García Pérez, presidente de la Federación Nacional de Pesca Deportiva, quien fue acompañado por Alejandro Jayme Esquerra, vicepresidente de la Asociación de Pesca Deportiva en Sinaloa, entre otros invitados.

José Eduardo Audelo, quien desde hace varios años es el juez principal de los torneos de EL DEBATE en Sinaloa, asumió el mismo papel en Altata y, como siempre, privilegió el respeto a las normas y reglas del juego deportivo.

El biólogo Rafael Arias, otro de los personajes clave en los certámenes Big Fish, también estuvo presente en Altata, apoyado en su fiel equipo de colaboradores, entre ellos Jesús “Indio” Silva, experto igual en el manejo y cuidado de los peces.