Enamorados de la pesca deportiva de altura, esa que 'calienta' a varias millas mar adentro, los culiacanenses Gustavo de la Rocha y Luis Castro vivieron una navegación muy fructífera con dos marlines rayados que le supieron a gloria.

Luis Castro posa orgulloso con el 'picudo'.

Los pescadores, que viajaron a bordo de la lujosa embarcación Karol Sea Ray 2019, propiedad de Luis Castro, partieron con todas las vibras de la paradisiaca Altata, una bahía del Mar de Cortés ubicada a 27 kilómetros de Navolato y a 62 de la capital sinaloense, y regresaron encantados con el par de 'picudos'.

'Era un 'mundo' de marlines rayados. Alcanzamos a ver muchos y hasta se nos fueron tres', relató De la Rocha, un entusiasta navegante con chispa y pericia.

Otra de Luis Castro. Foto: Cortesía

Uno de los dos rayados pesó 130 libras y el otro, que fue más chico', no alcanzó a ser pesado, pero significó un gran logro para ellos.

De la Rocha expresó que fue 'muy buena pesca' la que este día se capturó, aunque su objetivo fue la atrapada de atunes que 'nunca se nos dio'.

Gustavo de la Rocha. Foto: Cortesía

La captura de los rayados, sin embargo, generó un sentimiento de satisfacción que no dudaron en festejar y compartir a los cuatro puntos cardinales.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse