Un peso promedio de 30 a 35 kilos registró el pez pargo que Juan Carlos Chávez y acompañantes prendieron en el Mar de Cortés, en pleno corazón de Altata.

El reconocido pescador culiacanense, quien ya en otras ocasiones ha tenido similares capturas de buen presumir, viajó a bordo de la embarcación Mary Hellen y su regreso no podía ser menos exitoso.

Juan Carlos Chávez.

El capitán Bogar supo conducir el timón hasta donde se encontraba un buen cardumen y fue ese pargo -atrapado con una carnada viva- la cosecha más sonada de una fascinante jornada.

En el bote, además de Chávez y Bogar, emprendieron navegación los también culiacanenses Williams (el marinero) y Luis Castro, así como el guasavense Mario Zazueta y Oswaldo, de la Reforma, Angostura, un equipazo de mística, suerte y placer.

Una media hora tardó Chávez en lidiar con el ejemplar hasta que lo prendió y lo condujo festivamente a la embarcación, donde el grupo no terminó por aplaudir y fotografiarse. 

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse