Pese al tiempo transcurrido, muy vivo está el recuerdo de aquel glorioso día cuando el pescador originario de Los Mochis, pero radicado en Los Cabos, Julio César Dávalos, capturó una enorme curvina que, según propios testimonios, pesó 40 kilos (88.18 libras).

Visite el canal de YouTube de Big Fish y dele CLICK AQUÍ

Julio Dávalos. Foto: Cortesía

La remembranza viene a colación luego de la -también emblemática- captura, pero de un white seabass (lobina negra de mar, de la familia de los croaker), por parte de Ricardo Flores, de La Paz (Baja California Sur), y que le mereció ser designado 'potencial aspirante a establecer récord mundial' por la IGFA, Asociación Internacional de Pesca Deportiva.

La enorme curvina de Dávalos

Esa vez -en julio de 2018-, Dávalos usó una línea de 25 libras y una sardina como carnada viva que le permitió consumar la épica atrapada en una zona conocida como La Playita, frente al Faro, en el bello litoral de Los Cabos.

'¡Fue un grandioso día!', rememora el pescador sinaloense al  evocar el episodio, cuyos testigos fueron unos amigos, uno de quienes, como Carlos Roberto Bustamante, captó el video y lo filtró inmediatamente hasta convertirse en un hecho viral.

Esa mañana -pasadas las once-, el artífice se vio arropado por un compañero al que él mismo identificó como 'El Cuate, con nombre de pila José Luis, y uno más al que llamó Adrián Salazar.

Tras registrar la captura, no faltaron los comentarios de pescadores de otras latitudes que no solo destacaron la proeza, sino que hasta se aventuraron a decir que esta pesca podría hasta representar un récord universal por la enorme y atípica talla.

El joven marinero es un orgulloso representante de Ferremar San José, negociación que le provee del equipo necesario para la pesca y que él, en retribución, porta sus siglas orgullosamente.

Alfredo Macías, amigo de Julio Dávalos.
Julio Dávalos.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse