Considerado uno de los torneos de mayor plusvalía en el mundo, el Bisbee's Black and Blue es, sin duda, la privilegiada vitrina de pescadores profesionales que en octubre de cada año llegan a Los Cabos motivados por la fantástica y seductora bolsa en juego: 4 millones de dólares.

Desde su creación en 1981 cuando compitieron apenas seis equipos por una premiación de 10 mil dólares, el cotizado certamen ha reunido en cada edición a cientos de embarcaciones de igual número de países que se han dejado enganchar por las grandes bondades no solo monetarias, sino turísticas y gastronómicas como preciado destino de Baja California Sur.

Este año, la millonaria fiesta marina tendrá lugar del 24 al 28 de octubre. Semanas antes, del 1 al 5 de agosto, allá mismo, se realizará el llamado East Cape Offshore que viene a ser una de las puntas de la plataforma del Bibee's.

Pero el certamen que viene a ser un verdadero “calentamiento” es el que tiene lugar una semana antes bajo la denominación Bisbee's Los Cabos Offshore, cuyo monto en premiación puede llegar a los 300 mil dólares. Su fecha: 20 al 22 del mismo octubre.

El costo de la inscripción -cuenta Ana Gabriela López Espinoza, en su artículo publicado en el portal los-cabos.com.mx- es relativamente menor y ofrece una experiencia única para todos los apasionados de la pesca en mar abierto. Estos torneos también están afiliados a otros eventos similares, como el torneo IGFA Offshore y organizaciones de caridad locales.

Y llegará el Big Fish de EL DEBATE

Estos torneos paralelos, sin embargo, no serán los únicos que se unan a la magna celebración del Bibee's Black and Blue ante el anuncio que EL DEBATE en Sinaloa acaba de hacer: llevar el Big Fish, en su primera edición, a Los Cabos entre el 30 de septiembre y 1 de octubre próximos.

EL DEBATE, que ya tiene posicionados los torneos con esta marca del Gran Pez (Big Fish), realiza anualmente sus segmentos en Topolobampo, Altata, Mazatlán, Las Glorias (en Guasave) y Salvador Alvarado, y esta vez proyecta expandirlo hacia las aguas cristalinas de Baja California Sur.

El Bibee's dura cinco días en total, dos para inscripción y premiación, y tres días para la pesca. Estos últimos, agrega López Espinoza en su nota, cuentan con un premio mayor diario que se divide entre los primeros lugares.

De igual manera, se dan reconocimientos a los mejores capitanes y a los mejores equipos con base a los puntos obtenidos con la pesca de otros especímenes como el dorado, atún, wahoo.

El nombre de Black and Blue viene de los dos objetivos principales de la pesca: el marlin negro y el marlín azul. Estos son relativamente parecidos al pez vela, pero sus aletas dorsales son mucho más pequeñas y menos vistosas. Los huesos de la mandíbula crecen en forma de una larga y puntiaguda espada.

Para la protección de estas especies de marlin, sólo califican los de más de 136 kilos, por lo que el resto debe ser regresado al mar. Los récords de los marlines más grandes capturados en el torneo han sido el de un gigantesco marlin azul de 450 kilos, así como un marlin negro de 292 kilos, atrapados por Rocky Gentile, en 1994, y Martha Mcnab en 2006, respectivamente.

El primer día se lleva a cabo la inscripción al evento y unas pláticas para los participantes, seguidas de una fiesta coctel para celebrar. El segundo día, todos los botes y embarcaciones se alinean para el gran disparo de salida.

“Este es un momento lleno de emoción -añade López Espinoza-, ya que cientos de barcos arrancan mar adentro entre olas llenas de espuma, buscando el mejor lugar para encontrar los preciados marlines. El último día se hace una cena especial y se hace entrega oficial de los premios y reconocimientos”.

Tan importante es que el evento es televisado y seguido de cerca por la prensa deportiva de todo el mundo, además de contar con un enlace en directo por radio y video online en su página web.

Los patrocinadores de Bisbee's Black and Blue son considerados -de acuerdo con la información publicada- como los representantes de los productos y servicios más finos para los participantes.

“El torneo no sólo ofrece la oportunidad de ganar a los concursantes, sino que también provoca una enorme derrama económica en Los Cabos, de esta manera la gente local siempre está muy al pendiente del torneo y sus equipos”, concluye la periodista.