Su cosecha resultó excepcional, pero cuando se disponían a retirarse a sus hogares, un cerco policial que resguarda la zona como prevención sanitaria por el Covid- 19 los taponeó y les quitó ¡todos sus aparejos de pesca!

La noche y el mal momento les cayó a los pescadores residentes en San José del Cabo (Baja California Sur), Julio Dávalos y Honorio Cruz, quienes, después de una muy exitosa jornada de pesca de orilla, fueron retenidos por las fuerzas del orden en playa Puerto Los Cabos, frente a El Faro, supuestamente por violar una regla de horario vespertino.

El decomiso. Foto: Cortesía

La medida sorprendió al par de pescadores, que recurrieron, para salir, a la pesca de autosustento a que tienen derecho oficialmente en Baja California Sur, pero sin saber que el horario vespertino -hasta hace poco permitido y en el que ellos fueron a la playa- ya había prescrito.

Los uniformados procedieron a levantar el acta correspondiente y a decomisar los equipos -valuados en más de 12 mil pesos de cada uno- bajo el compromiso de que se les devolverá el próximo uno de junio cuando -se dice- se levantará la contingencia sanitaria.

El producto, en cambio, les fue respetado 'para que no se les echara a perder (a los policías) en la playa', según testimonio de Dávalos. 'Dentro de lo malo -agregó- fue lo bueno que nos pudimos llevar el pescado para comer en casa'.

Los pescadores deportivos tuvieron una jornada de ensueño tras atrapar cinco ejemplares (un jurel, un gallo, un pargo coconaco, un pez sierra y un botete) que pudieron saborear a medias, 'desarmados' de sus más fieles aditamentos para pescar.

Julio Dávalos.

Y Dávalos remachó:

'Así como nos pidieron todos nuestros datos y domicilios, ojalá nos llevaran una despensa a nuestras cosas para amortiguar los estragos de no tener -por el momento- los equipos que nos permitan volver a ir buscar el sustento marino familiar'.

El hecho fue publicado en redes sociales y reprobado por los internautas.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse