Lejos de ser 'premonitorio' o 'ave del mal agüero', el pez remo (Regalecus glesne Ascanius,1772), cuyo ejemplar de poco más siete metros fue hallado este fin de semana en La Paz (Baja California Sur, México), 'es inofensivo y emerge de su hábitat profundo para llegar a la superficie', arrastrado por altas corrientes o tormentas.

LEA TAMBIÉN: Aparición de pez remo alarma en Baja California Sur, ¿algún presagio?

El autor de su avistamiento -y de fotografiarlo-, el brasileño naturalizado mexicano, Fernando Cavalin, explica que, al presentarse altas corrientes de agua fría o elevadas temperaturas por el verano, el pez sale de 'zona de confort', se 'debilita' y termina 'afectado'.

'Cuando esto sucede (que se debilita), el pez remo se desorienta, es arrastrado de su zona de profundidad y sale a la superficie. Ya no puede regresar más a su profundidad y sale varado', analiza.

El biólogo Fernando Cavalin. Al fondo, sus compañeros. Fotos cortesía 

'¡Es un remo, es un remo!'

Nativo de Brasil, pero radicado desde hace siete años en La Paz, Baja California Sur, Cavalin es un ingeniero en acuicultura con maestría en biología marina, donde se especializó en el cultivo de peces tanto de agua dulce como de mar.

Precisamente por su trabajo de estudio y análisis de los peces, ese día cuando se avistó el enigmático pez remo de siete metros, él se encontraba en la playa Pichilingue, a 30 minutos del centro de La Paz, acompañado de sus compañeros biólogos Tito Taylor, un paceño, y Laura Lafont, una colombiana, para la realización de una inspección mensual.

LEA TAMBIÉNY tembló en México...tras aparición del pez remo, ¿mito o realidad?

La visita en la playa no era otro motivo que el de analizar la succión marina, o toma de agua, con el objetivo de profundizar en su trabajo profesional de acuicultura comercial, que lleva a cabo para un laboratorio privado de producción de peces marinos.

En ese proceso -aproximadamente a las 17:00 horas-, el pez remo apareció cerca de ellos, 'muerto y en estado prácticamente descompuesto'. Entonces empezó el show, la fiesta, los flashazos, a 'jalarlo' y devolverlo al mar. '¡Es un remo, es un remo!', exclamó, apenas lo vio.

El ejemplar -narra Cavalin- 'estaba muerto, enredado entre las piedas, fresco aún. Seguro se murió en la mañana y lo encontramos en la tarde cuando estábamos en la playa'.

Es la segunda vez que Cavalin y su equipo se topan con el también llamado Rey de los Arenques. La primera fue en 2015, igualmente en playa Pichilingue, pero cerca del hotel Cantamar, donde el turismo de buceo es su giro predominante.

Siete metros de longitud y 80 kilogramos de pesos. 

Aquella ocasión -recuerda- el animal 'estaba vivo, era como de dos metros, pero desorientado'. Por supuesto que, como esta vez, fue devuelto al mar.

Visite el canal de YouTube de Big Fish y dele CLICK AQUÍ

Cavalin insiste en su hipótesis, basado en un conocimiento de causa que le provee su formación profesional: 'El pez remo no es ave de mal agüero o de mal presagio, sino todo lo contrario. De julio a octubre es la temporada de huracanes acá (Baja California Sur), hay altas corrientes de agua fría, elevadas temperaturas por el verano, y entonces sale de su zona de confort y termina varado'.

LEA TAMBIÉNIntuir terremotos, la leyenda del pez remo

Dice que, tras analizarlo y fotografiarlo, decidieron devolverlo al mar. 'Estaba prácticamente descompuesto e hicimos lo más correcto (echarlo al agua) para que cerrara su ciclo biológico de vida. Nunca se pierde la proteína del pescado y hay otros organismos que lo aprovechan para su consumo'.

Tito Taylor (al fondo) y Laura Lafont.

El remo que hallaron medía 'unos seis o siete metros de largo' y pesaba 'aproximadamente 80 kilogramos'. Es un animal distribuido en el océano Atlántico, incluido el Mediterráneo e Indopacífico. En el Pacífico Oriental se halla en la playa Topanga en el sur de California, Estados Unidos hasta Chile, según www.fishbase.org.

En México es avistado en aguas del mar de Cortés (o golfo de California), donde, por cierto, dos de ellos aparecieron en 2019. Hay la leyenda urbana de que su presencia desencadena catástrofes como sismos o tsunamis.

'Por lo que investigué -analiza el mexicano naturalizado, padre de un hijo brasileño y una hija mexicana-, normalmente eso pasa (aparición) cuando hay eventos fuertes de surgencias asociados a tormentas en alta mar. Las corrientes los arrastra a aguas superficiales, se desorientan y ya no pueden regresar más a profundidades'.

Laura Lafont, Fernando Cavalin y Tito Taylor.

Además -añade-, 'las elevadas temperaturas del mar en esta temporada de verano los afecta y los debilita'.

Dice diferir de las 'creencias populares' que asocian al remo con los 'augurios de catástrofes'. Y puntualiza. 'En verdad es un regalo del mar encontar un pez tan espectacular y raro. Pura leyenda urbana y creencia popular. Es un pez que, por cambios en condiciones oceánicas, termina varado en las playas.

LEA TAMBIÉN: Video: remo, pez que presagia terremotos, aparece en Cozumel

Y remacha: Para alguien que trabaja con cultivo comercial de peces marinos 'es una bendición ver un pez remo de este tamaño. Como estábamos de trabajo, lo avistamos, tomamos fotos y lo soltamos allá mismo para que terminara su ciclo biológico en el mar'.

Su presencia en La Paz, sin embargo, estremeció a tal grado que no pocos tardaron en asociarlo a una eventual calamidad en Baja California Sur.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse