Con un radio de más de 50 kilómetros, Junín de los Andes es uno de los mejores escenarios para la pesca deportiva en el país argentino. La práctica continúa habilitada hasta el próximo 31 de mayo en muchos de los ríos de la provincia del Neuquén y hasta el primero de mayo en los parques nacionales.


Uno de los lugares más destacados es la boca del río Chimehuín, sitio predilecto y reconocido para practicar la pesca con mosca (fly casting) en el mundo.

Las aguas que descienden por ahí desde el lago Huechulafquen bañan las costas del margen sur de Junín de los andes que después siguen su curso y desembocan en el océano Atlántico.
 

En Huechulafquen, además de la pesca con mosca, también puede desplegarse la técnica de pesca en embarcación (trolling) o con cucharita desde la costa (spinning). A estos lugares también se suman los ríos Quilquihue, Collón Cura y Aluminé, además de los lagos Lolog, Curruhué y Tromen.
 

“Recomendación, en equipos para abril y mayo en Junín: caña #6 es la media. Ropa térmica y mucho abrigo. Campera de agua”. Cristian Daniel Nordahl-Olsen, guía habilitado.

Según el guía, la situación cambia en mayo: “En ese mes generalmente usamos líneas de hundimiento y moscas tipo streamers para imitar peces pequeños. Al enfriarse el agua, se incrementa la actividad de las truchas. Por eso es una época en la que es muy común ver muchos pescadores deportivos intentando engañar a los peces”.

Con información de rionegro.com.ar