Tres son las modalidades en que, para ir por una buena captura, se divide la pesca sea ya desde la playa o la costa. No es otra que la de pescar con carnada viva, muerta o simplemente con señuelos.

Es común escuchar en los pescadores el lamento de perder sus capturas en el momento que todos le llaman “hoot set” o “jalón”, y que ha llevado a abandonar el intento hasta que la propia experiencia o un consejo oportuno les da al menos las primeras pautas para lo que muchos consideran el preciso instante de concretar la pesca.

De las tres carnadas, es la viva la preferida por los amantes a la pesca al considerar su alta efectividad a la hora de pelear y atrapar al ejemplar en función de la especie, el tamaño y hasta el sexo.

Pero, ¿por qué?

Es, sencillamente, debido a que el pez mayor ataca con más confianza a ese alimento que observa en movimiento natural y al que está acostumbrado a alimentarse diariamente.

En Mazatlán, dos de los pescadores más reconocidos, Javier Enciso y Ramón Puerto, prefieren igualmente la carnada viva a la hora de pescar. “La viva te da actividad y esto es una gran ventaja”, dijo Enciso.

Foto: Pescamax

Una de las carnadas preferidas es la sardina, que es la especie que más buscan los depredadores a la orilla o el mar adentro y que sirve, además, para pescar lo mismo en el día que en la noche.

También está la mojarra, un buen pez si se considera que son más resistentes en el anzuelo que las sardinas y que suelen nadar varios metros de distancia después que son 'anzueladas' y lanzadas al agua.

No se puede dejar de lado el chícharo pequeño, considerados por los pescadores 'verdaderos ciclones' por la rapidez con que se mueven luego de ser atrapados por el anzuelo. Son tan buenos, dicen los conocedores, para capturar barracrudas y jiguaguas de buen tamaño en la desembocadura de los ríos, de ahí que sean una presa preferida.

Y, para pescarlas, hay varias formas, pero la más común y efectiva es con atarrayas y, en este caso, el pescador solo tiene que descubrir primero donde se encuentra la mancha grande de sardinas y lanzar el aditamento encima de las mismas para consumar el objetivo.