Sumergida en el apasionante mundo de las aguas lo mismo con su goggle de natación que con la caña y el carrete para pescar, Chantal Schobert ha encontrado en el Paddle Board un motivo más para zambullirse con entrega y pasión.

LEA TAMBIÉNCSI TACTICAL / 5.11 se prende para el Big Fish

Desde pequeña, la chica ha estado vinculada a la natación con una ilusión que, atesorada con un depurado talento nato, la ha llevado a trascender en los cuatro estilos que la FINA (Federación Internacional de Natación) reconoce para competiciones oficiales: pecho, libre (o crol), espalda (dorso) y mariposa.

Chantal Schobert, con un pargo de 14 kilogramos. Foto: Cortesía

Pero, proveniente de una familia netamente de pescadores deportivos, su relación con el deporte de la caña y el carrete no podía ser de otra manera y los éxitos se han sucedido uno tras otro, gracias a los puntuales consejos no solo de su padre, el reconocido pescador Herman Schobert, sino de tíos que también traen sangre de pez o de mar.

Schobert, quien junto con su hermano, el no menos afamado Víctor 'Capitán Tragedias' Schobert, conquistó en 2015 el campeonato absoluto en los torneos Big Fish de Topolobampo y Mazatlán, es toda una autoridad en la pesca de altura, donde la familiaridad, la convivencia y los triunfos son sus mejores cartas-credenciales.

La natación, otra de sus grandes pasiones.

Imperdibles son las oportunidades que Chantal goza al lado de su progenitor no solo en las piscinas, sino también en el mar abierto, cuya destreza para tirar la línea y atrapar buenas piezas es uno de sus mejores atributos.

Así pasó el pasado 3 de mayo, en Mazatlán, a espaldas de la llamada Isla del Medio, donde la jovencita -que pasó a tercer año de preparatoria- prendió un pargo de 14 kilogramos con un Rapala Magnum que la llenó de emoción y animación. 

En el Paddle Board con su perrita.

Pero su pasión por las aventuras acuáticas no para con la natación y la pesca, y ya ha volteado a la -igualmente fascinante- disciplina de Paddle Board, un deporte consistente en remar parado sobre la tabla y que ha cobrado cada vez mayores adeptos no solo en Mazatlán.

A mitad de esta semana, Chantal acudió con su familia en Marina Mazatlán -mundialista flota y sede de magníficos torneos de pesca, como el Big Fish de EL DEBATE- a practicar el Paddle Board, acompañada de su mascota, una bebé de la raza Shitzu, apenas de tres meses, a la que también le fascinó el remo acuático.

Y es una razón más para reforzar -con determinación, enjundia y placer- la práctica en los deportes que trae en las venas, natación y pesca, ahora complementado con el Paddle Board.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse