De siete años apenas, Jorge Luis Inda puede considerarse ya un pescador 'hecho y derecho', con aptitudes innatas, y un futuro prometedor que garantiza una buena pesca de orilla.

Con el pez sierra. Foto: Cortesía

Hijo de Jorge Inda y Eva Gamboa, este pequeño gladiador de las aguas marinas experimentó lo que hasta el momento ha sido su mejor y más grande captura desde que el año pasado decidió por enrolarse a la pesca de orilla: un pez sierra ¡de tres kilos!

Foto: Cortesía

Lo más sonado de esta atrapada es que Inda la consumó ¡sin ayuda de nadie!, según cuenta su orgulloso papá, que llevó a su vástago a pescar al muelle de La Puntilla para pensar en ya no dejarla por ningún motivo.

¡Afición irresistible!

Al tiempo que los Inda se 'familiarizaban' con sus primeros contactos con la naturaleza marina, cayó 'del cielo' una persona con la que entablarían una amistad y que conocerían como Cobin Juárez, quien los invitó a pescar con tan buena suerte que ese día 'prendió' una sierra y le dejaron 'la mesa puesta' al pequeño hasta que lo sacó.

Foto: Cortesía

“Fueron 10 minutos de pelea y, al sacarlo, vimos que pesó tres kilos”, comentó el progenitor.

La pesca preferida del infante es con carnada, que usa por medio de un carrete Ceymar 4000 y vara de nueve pies , y que, cuando pesca a fondo, utiliza una caña corta de seis pies.

Foto: Cortesía

Pese al poco tiempo que tiene en esta afición, es considerado un 'autodidacta' que, además de buen platicador, aprende rápidamente las especies de peces, basado en su apego y gusto por los programas de pesca, especialmente el Chasing Moster y Moster Fish.

Con el tiempo, también ha aprendido que no solo se trata de capturar, sino también de liberar especies pequeñas en aras de inculcarle, desde la temprana edad, la pesca responsable y sustentable.

Foto: Cortesía

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse