Mazatlán, Sinaloa.- Surgidos primero en Topolobampo y, años después, en Mazatlán, los torneos de pesca deportiva con sello de EL DEBATE en Sinaloa han sido un verdadero parteaguas que ofrece no solo proyección turística al destino sede, sino también una inmejorable oportunidad de ganar uno o varios de los jugosos premios en disputa. 

Antiguos participantes del famoso torneo de EL DEBATE. Foto: Archivo 

Hasta el año pasado fueron nombrados llanamente torneos de pesca deportiva o de pez vela, pero acorde con los cánones de crecimiento y desarrollo que han experimentado en materia ade participación y premiación, lo que a la vez ha representado mayor reconocimiento y prestigio, la dirección del rotativo decidió en buen tiempo y con un ingenio oportuno, modificar sus siglas a Big Fish, que no tardaron en ser acogidas con marcado interés por propios y extraños.

Ganadores de la categoría Marlín en Big Fish 2016.

Hacia otros destinos

Igual de oportuno y loable fue determinar la ampliación de cobertura de certámenes a otros destinos, y en este sentido EL DEBATE, se apuntó un éxito mayor al llevar torneos de esta especialidad a la bahía de Altata, en Navolato, y a la de Las Glorias, en Guasave, solo con la diferencia de que en esta última población las especies no son los picudos (vela y marlin, además de los dorados y atunes), sino peces chicos, como la curvina, robalo y pargo.
A ellos se les unió también el primer Big Fish de Angostura, cuya playa sede es La Colorada, el 4 de octubre. 
Ambas en su primera edición, 2014 marcó un precedente en ellas en espera de buscar su crecimiento sostenido con buena organización atractivos premios y un escenario que lleve magnetismo en las futuras celebraciones. 

Pionero de los torneos de EL DEBATE, en el estado, este año se realizó la edición 24 del ya internacional Big Fish de Topolobampo, con una bolsa que se disparó a las nubes con más de 3 millones. Tan solo los campeones de marlin y vela se llevaron 120 mil y 90 mil pesos respectivamente, en un eslabón de premios que incluyó atún, wahoo y dorado. 
Y aunque quedaron para mejor ocasión, el premio especial de un millón de pesos a quien lograra la captura de un marlin superior a los 416.60 libras y el de los 200 mil pesos a quien presentara un vela de 115 libras, el periódico decidió echar la casa por la ventana al disponer de grandes estímulos que son todo un imán para cualquiera que ose entrar a torneos de pesca de importancia.