Unos 540 pesos podría gastar en promedio un pescador con la técnica de la mosca, según datos que Big Fish consiguió para ilustrar de manera somera la inversión que se genera en un día en el mar o el lago.

Consistente en arrojar una “mosca” mediante un tipo de líneas que se conocieron con el nombre de “cola de ratón”, esta técnica divide sus costos en tres esenciales rubros: una caña, con un gasto de 220 pesos; un reel, que cuesta 140, y una línea, que se compra en el mercado en 180. Son datos promedio que pueden variar según la marca y el proveedor.

Pero si se habla de implementar accesorios a este equipo básico, se pueden sumar los costos de las moscas, de las cajas para transportar las mismas, chalecos, weather, y botas.

Otros precios

Según la información, el precio base de una mosca es de cuatro pesos y la caja individual, que posee los compartimientos para ordenarlas, está en 20. Los chalecos cuestan 105 pesos, el weather de neoprene tiene un valor de 430 pesos y las botas 214.

En el spinning, otro de los segmentos, los precios son más accesibles, puesto a las diferencias de una disciplina y otra. El costo de una caña para spinning parte de los 66 pesos, el del reel, 65 pesos en adelante y el de la línea (nylon), nueve pesos. Para esta modalidad de pesca, los señuelos poseen un precio base de 3 pesos y las cajas nueve pesos.

También está -con un presupuesto promedio entre la pesca con mosca y el spinning-, se encuentra la modalidad de trolling. Y en este caso, la caña tiene un costo que va desde los 80 a 90 pesos, el reel ronda entres los 230 y 240 pesos, la línea de plomo para profundidad tiene un valor de 140 pesos y los señuelos anda por los 22.

En conclusión -según los datos que Big Fish pudo conseguir-, el presupuesto para la pesca con mosca, si se opta por un equipo básico, es de 540 pesos. Si se quiere implementar accesorios, el costo total se eleva a los mil 100 pesos. Por otro lado, el equipo de spinning suma en total 152 pesos y el de trolling 472.