Una enorme ballena gris (Eschrichtius robustus) apareció muerta esta tarde en playa de Mazatlán, sobre la avenida Del Mar, en un hecho que llamó poderosamente la atención a curiosos que no perdieron detalle alguno.

Precisamente por su considerable tamaño, la aparición del llamado cetáceo misticeto de la familia Eschrichtiidae no pudo pasar inadvertido para bañistas y paseantes, que pronto captaron con sus teléfonos celulares las imágenes viralizadas en segundos en redes sociales.

El varamiento del enorme mamífero, de ocho metros de longitudfue reportado a autoridades sobre la zona de playa frente a la calle Lola Beltrán, en intersección con la muy transitada avenida Del Mar, cuyo punto no tardó en llenarse de expectadores.

En un primer intento se buscó devolverlo al mar, pero al percatarse que se encontraba ya sin vida, elementos del Escuadrón de Salvamento Acuático decidieron delimitar el área para darle acceso a la maquinaria que hizo un pozo donde, al final, enterraron al especimen.

Foto: Cortesía

Cetáceo con las más largas migraciones

La ballena gris traza el arranque de su ruta migratoria -con los adultos- en los mares de Alaska y Bering hacia las lagunas costeras de México, de acuerdo con Conanp, que es la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

Todos los años  -según la autoridad-, el ejemplar recorre más de 12 mil kilómetros en su habitual ruta de migración en un espectacular avistamiento.

El sitio digital Oasis Marino revela que las ballenas grises pasan los meses de verano en los mares de Bering y Chukchi y después emigran hacia las lagunas de criadero en la costa de Baja California y cerca de Sonora y Sinaloa en México.

No es la primera ocasión que un mamífero con similares características aparece muerta en playas de Sinaloa después que en febrero del año pasado se registró el deceso en la bahía de Altata, en Navolato.

De momento se desconoce la causa que provocó el fallecimiento del animal, cuya especie se encuentra enlistada en un permanente programa de protección y cuidado por parte de autoridades federales. 

Los salvavidas que acudieron al sitio especularon que se trataba de un animal de aproximadamente un año y medio de edad, y que, un día antes, fue avistado en la costa del puerto, sin el conocimiento de que estaba muerto.

Personal de la Dirección de Ecología y Operadora de Playas, ambas pertenecientes al organigrama del municipio, acudió al lugar y, tras cumplir con el protocolario procedimiento ordenado por Profepa, ordenó enterrarla, precisamente en el mismo sitio donde fue encontrada.

Este mes se ha registrado el hallazgo de tres ballenas. Una en las playas de Elota, otra en la Isla de la Piedra y la más reciente la de ayer en avenida Del Mar.

Momento en que autoridades disponen a sepultar la ballena gris. Foto: Rubén Navarro

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse