Fisherman's Mazatlán, que decidió participar de última hora y fue el primero en llegar a la zona de pesaje, coronó una épica jornada con un pez vela de 66.90 libras que le otorgó un flamante automóvil en el primero de dos días del Torneo Big Fish de EL DEBATE de Mazatlán.

Integrado por la dinastía Landázuri (José Einar padre y sus hijos Eduardo Landázuri y José Einar), que ya ha ganado otras ediciones no solo del certamen mazatleco, sino de otras plazas, el equipo mazatleco recibió simbólicamente las llaves de un auto Mirage en un acto que selló la primera parte de la competición en Marina Mazatlán.

El último será el primero...

Poco antes de que se efectuara la ceremonia de inauguración el viernes pasado, José Einar Landázuri se colocó en la fila para inscribirse en la fiesta y lo hizo como el equipo número 35 de un total de 38 embarcaciones oficialmente registradas.

El pez vela de 66.90 libras que Fisherman's atrapó. También capturó un dorado sin dar la talla mínima.

'Presiento que nos irá bien', expresó el capitán-pescador apenas se apuntó, pagó su cuota y recogió el kit de competidor. La suerte estaba echada y solo era cuestión de horas para comprobar que, pese a los imponderables sufridos en el mar, algo bueno estaba por consumarse.

'Empezamos al último (por la inscripción) y llegamos primero', dijo eufórico el patriarca de la legendaria embarcación Vikingos, que siempre ha tomado parte en el torneo de EL DEBATE, fiel y motivado por todas las bondades que, en bandeja de plata, rodean la icónica justa.

'Fue algo chistoso', externó, en medio de una risotada. Y es que Landázuri se refirió a la avería mecánica y eléctrica que su embarcación sufrió poco después de atrapar dos peces vela y un dorado.

José Einar Landázuri, patriarca de Vikingos y Fisherman's.

Aproximadamente a las 09:30 horas se atraparon los tres ejemplares. Uno de los vela pesó 53.70 libras y otro -el que a la postre los condujo a la gloria- 66.90. Su tercera pieza -el dorado- no dio la talla mínima.

Por azares del destino, su pequeña embarcación sufrió un desperfecto mecánico que los obligó -ya con sus tres trofeos a bordo- a regresar a Marina Mazatlán y ser el primer equipo en abrir báscula oficial. ¡Y la victoria se cantó!

La dinastía Landázuri con Christian Beltrán, el patrocinador y guapas edecanes.

Tras la falla -contó Landázuri-, ya no hubo tiempo de continuar en la navegación y, menos, atrapar alguna pieza más, así que el retorno se hizo una misión inevitable.

Estuvo dura la pesca, el mar estuvo mal y tuvimos muchos problemas de falla mecánica y eléctrica, pero está visto que lo que le toca a uno le toca y regresamos temprano

En una tarde en que se presentaron, mayoriamente, peces vela, los equipos que más se acercaron a Fisherman's Mazatlán fue Sha Rae, con Kurt Ziegler; Oro Negro, con Michel Halstrum, y Vamos por Todo, con Joel Moreno, quienes presentaron velas de 63.10, 61.40 y 61.30 libras, respectivamente.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse