Habilidoso con sus manos y pies, sin ser atleta ni boxeador, Jesús Alberto Reyes González es uno de los pocos pescadores mazatlecos que empezó desde muy pequeño a tirar líneas y es ahora un agradable y divertido referente en la pesca en orilla.

Con su caña y carrete, el vecino del ejido Isla de la Piedra, de 13 años, salta de roca en roca con una destreza y velocidad insospechadas que deja perplejos a todos que usualmente acuden a practicar esta relajante modalidad en agua salada.

Foto: Raúl Brito

Y es que, sin importar los riesgos que conlleva la práctica en una bahía o escollera, este pequeño marinero conoce cada vez con más profundidad los entretelones del surf casting (pesca en orilla) y lo hace gracias a su 'chispeante' desenvolvimiento desde que hace seis años decidió meterse de lleno a la pesca, seducidos por su padre Francisco Javier Reyes y su tío Iván Castro.

¡Conózcalo!

Apodado 'Frijolito' ('la verdad nunca he sabido por qué del apodo, pero me lo pusieron y lo acepté con gusto'), Reyes González usa una vara Shimano 6.6 y un carrete Daiwa, RG 300, y línea Spectra de 15 libras, que le han dado 'suerte', pericia y muchos peces de varias especies y tamaños.

Uno de sus mejores capturas se dio recientemente con un ejemplar toro que, en su opinión, pesó 10 kilos y vino a darle más seguridad y confianza en su trajinar por las escolleras circurdantes de la bahía mazatleca.

Su pasión nace precisamente por el amor que le tiene a la pesca, más allá de los riesgos y los peligros a los que se expone cada que va a pescar como aquellas caídas sobre las escolleras o accidentes en que se ha inscrustado el anzuelo en una de sus manos.

Pese a ello, 'Frijolito' está más que identificado por la pesca en orilla, apoyado, igualmente, por un sostén que le orienta y lo estimula a practicar lo que más le gusta, su señora madre Sonia Patricia González Rodríguez.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse

También podría interesarte: