Quien no conozca a Helmut Urías seguramente no es mazatleco, o le falta 'documentarse' de algunos de sus pasajes graciosos que lo han caracterizado con chispeante personalidad hasta convertirlo en todo una celebridad en la farándula deportiva 'marismeña'.

Dicharachero, bromista, ocurrente, el mazatleco es un multifacético personaje que lo mismo practica la pesca deportiva que el baloncesto, el volibol y el surfing con ingeniosa y peculiar pasión que, en verdad, 'encanta' y 'seduce'.

Conoció la pesca deportiva...y se enamoró 'perdidamente de ella'.

Su vida en el mar

Hace 15 años, el también árbitro del deporte ráfaga tuvo su primer contacto con el mundo de los 'picudos' y, como él mismo cuenta, se enamoró de él para ya no dejarlo jamás.

Ferviente seguidor de los dorados. Foto: Cortesía

'Para mí -expresa con elocuencia- la pesca de altura es lo máximo y una gran aventura a lo desconocido que te brinda el océano'.

¡Qué Pachoooo!, la peculiar frase que lo caracteriza, plasmada en su embarcación.

Justamente por ello, Urías está enrolado entre los peces y marca la diferencia una modalidad de otra: 'la de altura es pasión, la de orilla es más para relajarme'.

Foto: Cortesía

Sus mayores 'trofeos' han sido un dorado de 28 kilos (61.72 libras), un pez vela de 69 kilos (152 libras) y un marlin de 240 kilos (529), que fue un verdadero 'monstruo' marino.

Excéntrico por naturaleza, el pescador recuerda que cuando se enamoró de la pesca de altura hizo todo cuanto estuviera a su alcance para poder comprarse una embarcación que, por cierto, se llama ¡La que Pachoooo!, la jocosa expresión que lo caracteriza en el 'mundo artístico' del deporte local.

Un dicharachero personaje. Foto: Cortesía

Se trata de un yate de 24 pies de largo, dos motores de 75 caballos de fuerza, marca Yamaha, equipado con radio de comunicación, GPS y estéreo que lo lleva a emprender en medio de la fascinación e ilusionada entrega a navegar por el Pacífico en busca de los ejemplares más codiciados. 

Con un buen pez vela. 

Para él -añade- 'es una similitud de libertad y adrenalina al saber que puede ser tu gran día de pesca o tu gran día de relajación y admiración hacia lo desconocido', y no hay límite cuando viaja a bordo y arroja las líneas desde su caña.

Su amor está en la pesca deportiva de altura.

¡Éste es Helmut, el ocurrente y simpático personaje!

Los 'picudos', su adoración.
También en el mundo de la pesca es todo una celebridad.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse