Ingresos por el orden de los 68.1 millones de pesos generó la venta de permisos en la pesca deportiva -uno de los rubros más rentables de los destinos playa- el año pasado, según cuentas reveladas por la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca).

El organismo dependiente de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural y Alimentación (Sagarpa) describió que de los 254 torneos que se han realizado de enero 2016 a la fecha en México, 142 se han dado en aguas marinas y el resto -112- en aguas interiores, como son lagos, lagunas y presas.

Resaltó que esta actividad genera en México una derrama estimada en dos billones de dólares al año, de los que el 50 por ciento se obtiene en Cabo San Lucas, donde se reciben alrededor de 400 mil turistas que generan alrededor de 24 mil empleos directos e indirectos.

Gran detonante

La pesca deportiva dinamiza la economía regional a lo largo y ancho del Pacífico mexicano, particularmente en Ensenada, Cabo San Lucas, San José del Cabo, La Paz, Loreto, Mazatlán, Puerto Vallarta, Barra de Navidad, Manzanillo, Lázaro Cárdenas, Ixtapa, Acapulco y Salina Cruz, cuya población en gran medida vive del turismo marino.

Igualmente, es importante esta actividad en el Golfo de México y Mar Caribe, principalmente en Tampico, Veracruz y Cancún, entre otros, donde los turistas nacionales e internacionales pescan los mejores ejemplares de especies como el marlin, pez vela, sábalo, dorado, wahoo y atún, entre otras.

La Conapesca refirió que como ejemplo del auge que registra la pesca deportiva en el país, el torneo más grande del mundo se celebra en Los Cabos y se denomina "Los Cabos Tuna Jackpot", en el que participan hasta 168 embarcaciones.

También en Los Cabos -en Baja California Sur-, se desarrolla desde hace más de 30 años el torneo de pesca deportiva más rico del mundo, el Bisbee's Black & Blue, que reparte 3.5 millones de dólares a la embarcación ganadora del primer lugar; 2.8 millones de dólares al segundo y 2.0 millones de dólares al tercer lugar.