De pronto, su singular anuncio se hizo viral en redes sociales y sobrepasó las 75 mil visitas. El anciano no imaginó la respuesta que tendría y acabó impregnado de esa solidaria alegría tras la muerte de su compañero hacía tiempo.

Se trata de Ray Johnstone, un australiano, viudo y jubilado que decidió buscar un nuevo compañero en Gumtree, una web australiana de anuncios clasificados dedicada también a conectar a personas, según cuenta el blog Coto de PeZca, de origen de pesca, en una de las más recientes publicaciones filtradas al portal Big Fish.

El texto, al que acompañaba un selfie, decía: “Mi nombre es Ray Johnstone, soy australiano, viudo y jubilado en busca de un compañero de pesca. Mi anterior compañero de pesca falleció. Tengo todo el equipo que se requiere para pescar todo tipo de peces. Lo que necesito es un compañero en una situación similar a la mía que también necesite a alguien para ir a pescar. Estoy dispuesto a compartir todos los costos, desde la gasolina hasta, en caso de necesitarlo, los costos asociados a llevar un barco”.

Ray y sus parientes. Foto: Coto de PeZca.

El llamado pronto captó la atención y trascendió las cada vez más solicitadas redes sociales. Finalmente, el maduro pescador, que emocionó al mundo, consiguió un compañero de pesca...y con ello un viaje inolvidable.

“En la pesca no hay diferencia de edad”, decía una y otra vez. Y complementaba: “El mundo de la pesca no sabe de edad y si de compañerismo y bellas historias”. Así, el viejo Ray encontró como compañero de pesca a un joven de 22 años, Matsi Batsinillas, quien decidió organizar un viaje inolvidable que, prometió, no ser el único.

“Ya no estoy tan joven como antes”, comentaba sonriente, mientras saltaba dentro del bote. Pero al pasar de los años, su técnica apenas se notó a la hora de lanzar el anzuelo al mar: “Ha sido un día realmente estupendo. Cogí una pescadilla grande y dos pequeñas, aunque esas las tuvimos que devolver al agua”, explicó orgulloso tras una jornada que nunca olvidaría.

“Evidentemente mi respeto por Ray es enorme, pero le traté exactamente igual que hubiera tratado a cualquiera de mis amigos de 22 años”, relataba el joven en sus redes sociales, donde también ha querido mostrar algunas de las imágenes tomadas durante ese viaje de fin de semana en el que familiares de Mati y el nieto de Ray, Iván, también les acompañaron. Incluso añadió a algunas de las imágenes el hashtag #imfishingwithray –estoy pescando con Ray–, orgulloso de compartir con el mundo los agradables momentos de pesca y amistad que estaban compartiendo.

Expresó que su objetivo era hacer sonreír a Ray. “Sentí que esa era la meta desde el primer segundo en el que estreché su mano en el aeropuerto”. El joven, que asegura haber recibido más de 2 mil mensajes de personas de todo el mundo tras publicar las fotografías del encuentro, ha insistido en sus declaraciones a distintos medios locales en que la diferencia de edad era lo de menos y que lo importante era pasar un buen rato pescando, echarse unas risas y tomar unas cervezas. Pero el encuentro, se tradujo en algo mucho más profundo.

“No se trata sólo de ir a pescar. La idea era devolver a alguien la ilusión con algo que podía ofrecer. Lo importante era relajarnos y dar a Ray un buen rato para que disfrutase de la experiencia completa de un viaje a Queensland”. Tanto ha sido así que Ray y su nieto ya han invitado a Mati y su familia a que vayan a Adelaide –su lugar de residencia– para que puedan volver a ir a pescar juntos.

“Espero que Ray e Iván tengan un buen vuelo de regreso a casa. Quiero darles las gracias por darme el viaje de mi vida.Johnstone, ahora eres parte de mi familia”.

Esto y mucho más es la pesca (con información del blog Coto de PeZca.