Desde que entró a cursar la carrera de Biología Acuícola, en 2013, su destino con el buceo quedó marcado para la mazatleca Martha B. Chapa López, cuyo mentor, Don Chuy, le inculcó los primeros pasos hasta llevarla a cultivar una afición que ya trae tatuada en el alma.

Visite el canal de YouTube de Big Fish y dele CLICK AQUÍ

'Creo que el bucear me dio otra perspectiva de lo que era mi carrera: me hizo tener un mayor respecto por la naturaleza, por los océanos', expresa esta chica que en enero de 2018 se graduó de licenciada Biólogo Acuacultor.

Una dama que se abre camino en el submarinismo. Foto: Cortesía

Su arrojo por la sumersión no tiene fronteras y esta estampa es más digna de encomio no solo por ser mujer, sino porque, desde que se enroló en el submarinismo, ha arponeado a pulmón, sin tanque ('me parece poco ético'), es decir, el buceo libre (apnea).

Su historia empezó justo cuando conoció a un chico que trabajaba con su tío (Onésimo López Ramos, Don Chuy), un buzo que 'jaló' no solo a ella, sino a 'otros amigos' de la escuela a bucear. Y, después que le enseñó lo básico, Chapa se dio cuenta que el buceo se convertiría en parte de su vida. 'Me gustó muchísimo, aunque debo aceptar que, al principio, me daba miedo sumergirme'.

'Le caí muy bien (a Don Chuy)', revela la joven entre un orgullo y satisfacción que no puede ocultar. Y desde ahí comenzó a relacionarse con el buceo y, enseguida, con la pesca submarina (pescar con arpón buceando), esa disciplina de exigencia física bravía que pareciera estar adaptada o predestinada únicamente para hombres, pero que esta dama da una 'probadita' de que no es así.

¿Cómo se dio su primer contacto con el buceo?

Cuando empezamos a ir con más frecuencia, en el grupito había dos chicos que arponeaban y a mí me llamó mucho la atención, aunque se me hacía muy difícil. Mi papá tenía un arpón, entonces un día se lo pedí prestado y fue ahí donde tuve mi primer experiencia de pesca submarina, que no fue nada buena, ya que en el primer tiro que hice rompí la punta de la varilla porque le pegué a una piedra, por un momento pensé que ese deporte no era para mí, pero mis amigos me alentaron y no me di por vencida. Seguí intentando hasta que, por fin, empecé a capturar peces y empecé a tener confianza en mi misma. 

¿Cómo compagina su profesión con el buceo?

Creo que el bucear me dio otra perspectiva de lo que era mi carrera, me hizo tener un mayor respecto por la naturaleza, por los océanos. También es otro aporte de conocimientos, ya que hay muchas cosas que no vienen en los libros y que las aprendes en el campo. Además el saber bucear te puede abrir puertas en el campo laboral, por ejemplo para proyectos destinados al estudio de corales, ecología de peces o incluso en áreas como la maricultura.

¿Qué satisfacciones ha tenido en la disciplina?

Muchas! He visto animales sorprendentes como el tiburón ballena, algunas rayas como la que llaman gavilán, he visto tortugas, grandes peces como meros, pargos, curvinas. Me encanta la adrenalina que siento al sacar un buen pez, me encanta la convivencia que tengo con mis amigos de pesca, los buenos momentos compartiendo las capturas con mi familia/amigos (cocinando los peces). Creo que, en general, ver a los animales en su medio natural es un gran regalo. Las emociones vibran en mí al estar bajo el agua, incluso una vez lloré porque vi un mero gigantesco y me emocioné muchísimo.

Algún sinsabor o mala experiencia como submarinista

Hay dos que recuerdo muy bien. En una ocasión fuimos a una boya un poco alejada de la costa, el agua estaba super limpia y bajé unos 18 metros para dispararle a unos pargos. Hice mi tiro y le pegué a uno, pero el aire ya se me estaba terminando y tenía que subir 18 metros, por lo que empecé a subir muy presionada y llegué súper asustada a la superficie (sentí que me iba morir). Otra fue, una vez que le pegué a un pez toro. El problema fue que el tiro no lo mató y como esos peces tienen mucha fuerza, el pez empezó a nada hacia abajo y me andaba ahogando, sentí que me faltaba el aire horriblemente.

¿Qué tipo de disciplina practica?

Siempre he arponeado a pulmón, nunca lo he hecho con tanque, me parece poco ético. Y en general, siempre que voy a bucear practico buceo libre (apnea).

¿Hay muchas damas que están enroladas en ella?

Desgraciadamente, no. Yo conozco chicas que bucean, pero ninguna que practique pesca submarina. En el grupo de amigos con los que iba a bucear en la universidad, había una chica que si llegó a usar el arpón, pero solo lo hizo un par de veces. En redes sociales sigo a algunas mujeres que lo practican, pero son muuuuy pocas con respecto a los hombres. Las que practicamos este deporte estamos en peligro de extinción, jaja. Creo que las que lo practicamos somos un ejemplo en demostrar que ser mujer no es sinónimo de debilidad y que este deporte no es exclusivo de hombres, nosotras también capturamos grandes peces rudos y fuertes.

¿Es diferente la preparación a la de los hombres?

Creo que la preparación es la misma, yo procuro hacer ejercicios de cardio (me gusta mucho el baloncesto, correr) y también la natación es un muy buen deporte para rendir en el buceo. Esto te ayuda a tener inmersiones más largas y estar más agusto bajo el agua. Aunque debo decir que mis amigos siempre me cargan mi arpón (porque es muy grande, mide 110 centímetros), ese es mi único problema en el deporte (je, je).

¿Hasta qué profundidad se ha sumergido?

Unos 19 metros máximo. Indicación como tal no hay, claro que conforme vas bajando la presión aumenta y tus pulmones se vuelven más pequeños, por lo que debemos tener mucho cuidado al bajar, debemos aumentar la profundidad gradualmente, practicar mucho, aprender a compensar bien. Los profesionales que bajan más de 100 metros llevan un entrenamiento muy estricto, no es nada fácil aguantar tanto tiempo la respiración.

¿Qué peces acostumbra atrapar?, Obvio, con arpón

Cochitos, pargos, mojarra prieta, doradas, toros.

¿Qué planes tiene en la pesca submarina?

Me gustaría competir algún día, sólo que localmente no hay ese tipo de eventos y no he tenido la oportunidad de ir a competir a algún lugar. Por ahora es sólo pasatiempo porque sigo estudiando, pero si me ha pasado por la mente dejar todo para vivir del buceo (aunque sigue sonando un poco loco para mí).

¿Qué piensa cuando está a punto de introducirse al mar?

Cuando estoy a punto de entrar pienso: ojalá haya muchos peces para capturar, es hora de relajarse. Cuando ya estoy dentro pienso: que afortunada soy por realizar una actividad que muchos desearían hacer y me sigo sorprendiendo con lo que veo bajo el agua, se me viene a la cabeza que el mar alberga muchas maravillas y que es muy importante cuidarlo, que tal vez si todos supiéramos lo bonito que es y la función que tiene en el mundo, lo cuidaríamos mil veces más.

¿Tiene, o tuvo, algún entrenador o patrocinador?

Patrocinador, no. Puedo nombrar a Don Chuy como un entrenador, a mis amigos que entre todos nos ayudábamos y también hace algunos años fui a un curso de buceo libre para adquirir el nivel uno de freediving (en Scuba Schools International o bien SSI). Ese fue un curso teórico-práctico, entrenamos en una alberca aspectos de respiración, nado, rescate y después nos llevaron al mar para poner en práctica lo aprendido.

¿La mujer gana terreno en esta disciplina?

No podría decir que estamos ganando terreno, tengo cinco años en esto y no conozco chicas que lo practiquen. Conozco varias chicas que sí se quieren aprender a bucear, pero que no tienen un interés especial en la pesca submarina, a mí me dicen que soy medio sangrienta jeje pero que que padre que me guste, que me admiran.

¿Qué les recomendaría?

Lo que les recomendaría es que se animen, que pierdan el miedo, que se compren el equipo para que se sientan comprometidas en iniciar. Yo también tenía mucho miedo al principio, se me hacía muy incómodo moverme con el traje, usar aletas, USAR PLOMOS, ODIABA LOS PLOMOS, pero para mí fue amor a primera vista, pensé: esto es lo mío, debo aprender. Les diría que el buceo es una actividad relajante, ves cosas muy bonitas y es un ejercicio que te ayuda estar en forma (yo bajé como 7 kilos un verano en el que buceaba casi diario), es una combinación perfecta para disfrutar. Atributos? Ninguno en especial, tener muchas ganas de aprender, es lo único que necesitas.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse