Motivado por su hazaña de capturar lo que es considerado uno de los robalos más grandes en Mazatlán, Waldir Tomás Núñez se tomó su tiempo para desmenuzar -con lujo de detalles- la atrapada que vino a cimbrar la pesca deportiva no solo porteña.

LEA TAMBIÉNWaldir Núñez: ¡Vamos por más de 160 pescadores!

Cronológicamente, el también líder del club PescaDOS Mazatlán revela cada paso que hubo de sortear antes de llegar a prender lo que, con su puño y letra, describe como un pez trofeo que todo pescador añora y se aferra con todo esfuerzo (y equipo) hasta llevarlo a su alforja.

Waldir Núñez. Foto: Cortesía

Y, no sin toparse con algunas vicisitudes, ahora correspondió a él engancharlo para orgullo no solo de él, sino de su familia y la pesca deportiva en general, particularmente por la forma como lo capturó y el tamaño poco común, 20.6 kilogramos, para la especie en el puerto.

Con su inseparable 'wailarina' -un señuelo con cola de venado de su misma creación, que no es otro que la popular bailarina-, Núñez atrapó el coloso de orilla y lo compartió con su hijo, Waldir Núñez Ibarra, quien ese día le acompañó para mayor disfrute familiar.

Su vivencia: de cómo se prendió robalo

'Circulan imágenes del vertimiento de presa Picachos y aumento en el cauce del río Presidio. Esos son momentos esperados por muchos pescadores que buscamos robalos grandes en las desembocaduras...

'Empiezo a preguntar en diferentes grupos sobre la situación de la boca de Barrón...cultivos inundados..animales ahogados..caminos dañados por desborde del río... el día siguiente era dia de pesca y hay que ver cuál puede ser el mejor lugar para lograr ese pez trofeo que siempre saldremos a buscar, y es que como somos pescadores de fin de semana se reducen las posibilidades de una buena captura y decidir a donde ir es importante.

'La prudencia puede más que la impaciencia por falta de capturas y decidimos ir mis compañeros de pesca y yo al Barco Hundido en Los Pozos..La desembocadura de Barrón puede ser muy peligrosa y el camino difícil de transitar, sobretodo a oscuras.. En El Caimanero se han tenido buenas capturas, pero por lo mismo debe estar lleno de pescadores, el espacio de tiro es pequeño y pues no era opción'.

Su hijo, entrañable compañía

La odisea tuvo un especial aliado y el mismo Waldir lo describe así:

'Me acompaña mi hijo, que no vive en Mazatlan, y me anima la idea de que logre pescar algo y disfrute la salida...pasamos una mañana divertida...paletas y chiros..Son más los que se nos sueltan que los que atrapamos, pero hubo acción...incluso vemos gallos comer y cambiamos de equipo y logramos un pollito.. En fin, a las 10 de la mañana, decidimos regresar ya 'satisfechos': hubo pesca y sin riesgos..

Waldir Núñez Ibarra, el júnior. Foto: Cortesía

Prosigue:

'Al llegar al camino que conduce a la desembocadura de Barrón, por el lado del Tapito, aún con el ánimo de ver si ya es posible pasar para volver en otra ocasión, decido entrar.. El camino, aunque algo accidentado, permite llegar hasta la playa.. Ya estando ahí vemos huellas de un vehículo que presumimos recientes, y mis compañeros me conminan a seguirlas...'Total, ya estamos ahí'.

LEA TAMBIÉN: Sinaloa, cuarto lugar nacional en Nayarit 2019

'Acciono la 4x4 y nos lanzamos...un poco floja la arena...mucha basura arrojada por el río, palos, ramas, áreas comidas por el chorro de la salida muy fuerte de agua, pero llegamos al punto y sí.. ahí está otro vehículo...Nos vemos con el recelo clásico de un pescador, bajamos del vehículo y nos saludamos.. Está un buen amigo con ellos y nos dicen que van llegando y que llevan un robalo de siete kilos ( aproximadamente). ¡Buenas noticias! son casi las 12:00 (medio día..sol fuerte), casi las 12:00 del día 1 de agosto 2020...... (para sus estadísticas).

'Creemos que es robalo porque saltó, pero muy lejos... solo una vez y se hundió y a correr... haber (sic) mañana que resulta...'

El otro día...

Sigue el relato:

'Entusiasmados vamos al vehículo y a preparar los equipos: Chorro muy fuerte, mucha basura, agua chocolatosa y el tiro debe ser lejos para ubicarse después de la basura y la zona baja...no conviene meterse al agua...

Toda una proeza. 

'Vara shimano coltsniper de 9.6 pies.. carrete Shimano Sustain Fi 5000XG con sufix de 20 lbs..un líder Araty de 70mm 55 lbs.... qué señuelo usar? No hay peces comiendo en la superficie..si hay..deben estar abajo.. optamos por bailarinas...tomo una cabezal oscuro.. pelos blancos y cola morada (especial para el tono de agua) ..onza y media para ganar distancia y lograr hundirse en la corriente.

Añade:

'Algunos compañeros deciden irse hasta la desembocadura.. yo creo que no conviene.. sale agua muy fuerte.. observo a los pescadores que llegaron antes.. (¿Dónde sacarían el robalo?).. fue Jesús Silva..trae su acostumbrada vara larga.. el tiro fue lejos entonces.. platico con otro pescador y me dice: 'me jaló uno y se llevó mi rapala al seco¡.. yo creo que fue un ropalo..en fin: hago un par de tiros caminando hacia la boca...pero observo una zona que casi no tiene olas.. sé que en esa zona se hace un pozo y que la corriente hace un canal...solo hay que llegarla detrás de la pequeña ola. lanzo cruzado en dirección contraria a la boca para abarcar más área y ¡zas!...un ataque¡ o quiza un tronco?...

'Un pescador que estaba descansando en su vehículo y vio la acción dice..'Te dieron un llegue, verdad ? Ahi están¡¡'

'Regreso varios pasos y decido ponerme de frente al punto que se ve calmado y lanzar hasta donde el agua deja de estar chocolatosa..ahí debe estar profundo...'

'Aproximadamente 70 metros..ahí donde yo quería..donde inicia el agua clara... siento cómo va cayendo la Wailarina....(que se vaya al fondo, ahí solo es arena)...'.

Entusiasmado, continúa con la reseña de su pelea:

'No alcanza a llegar al fondo y la seda empieza a tenzarse...se percibe que un algo toma la wailatina y se la lleva, pareciera que fue con carnada...son segundos, pero dejo que se la lleve y ,cuando la línea ya está totalmente recta y antes de que el pez detecte la trampa y escupa el señuelo ...doy el hook set¡¡ y ahora síi... al sentirse clavado el pez corre hacia el mar.. con mucha fuerza...'

'¡Ya lo tengo!'

Su descripción va más allá:

'Empiezo a repasar en la mente el equipo que traigo.. lider nuevo 70mm, anzuelo 6/0 ..bobina llena de seda de 20 libras sufix...roller line trabajando como debe..carrete lubricado y en perfecto estado y freno a lo que llamamos 3/4.. se puede jalar la línea con la mano, pero ofrece resistencia..

'Todo está bien.. el pez bien clavado... el equipo ideal para mi gusto...'Debes estar preparado para cuando la suerte te sorprenda'.. No hay rocas ..solo debo evitar los troncos y que el pez huya hacia el chorro para tener más fuerza...

'El pez sigue corriendo..veo la bobina.. quizá ya saco más de la mitad...son 300 yardas (para eso tengo el 5000.. que le quepa más linea) y jalones fuertes a la vara.. sacudidas muy fuertes.. aún no dimensiono el tamaño del pez.. creo que está muy pesado por la distancia a la que está, pero sí es de 10k decimos quiénes se van acercando a ver la 'pelea', mi hijo empieza a filmar y no deja de hablar: está más emocionado que yo...ya son varios meses sin una buena captura..esta no se puede irrr¡.

Y grita de emoción

'Salta a la distancia ¡¡ese salto que siempre nos hace gritar... salta, pero muy lejos.. es grande..entre 8 y 10 k... solo fue ese salto...y de nuevo al fondo y a correr..¡ya no corre al fondo..ahora va hacia la.boca.. hacia el chorro... decido seguirlo.. 5, 10, quizá 40 metros por la playa.. ya deténlo... y empiezo a quererlo dirigir ...imposible... muy pesado.. y deja de correr.. viene hacia la playa o la corriente lo empuja y aprovecho a recobrar...y a caminar alejándome de la boca y a 'arrastralo' en el agua..despacio..muy despacio, pero lo consigo...ya no pelea tanto... intenta volver a saltar y solo saca la cabeza y se sacude.

'¡Es un robalón!'

Su primera impresión es que era un 'robalón' de 12 a 15 kilos, pero así lo resume él:
'Aproximadamente a unos 30 metros vuelve a arremeter..ya con menos fuerza, pero aún pesado y pasa lo que siempre tememos...truena..escucho perfectamente como se suelta el anzuelo y se recorre.. pero sigue clavado...aunque creo que mínimamente y, si se sacude otra vez, seguro se suelta.

'Ahora es mucha más paciencia... el robalo ya aboya, saca la aleta dorsal, luego la cola y lo empezamos a ver entre las olas ya rendido, pero pesado aún..me ayudo de las olas y, ya casi en la orilla, el pescador que me acompaña desde el inicio lo segunda.. un golpe certero :/ y lo saca del agua... ahí es cuando vemos el tamaño¡¡ intento cargarlo y no puedo...el animal ya casi muerto ..no se mueve..veo la wailarina...veo la comisura de la boca rota...veo cómo la wailarina se volvió a agarrar de él y no lo soltó ¡( vean las imágenes)'.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse