Diversión a lo grande se vivió esta mañana en La Puntilla, el escenario por excelencia del único torneo de pesca infantil que, ahora denominado Big Fish Kids y organizado por EL DEBATE de Mazatlán, conjuga todos los parabienes en un rato: emoción, animación, familiaridad.

Desde los primeros rayos del sol, apenas se abrieron los pórticos del recinto federal, los 'reyes del hogar' invadieron el emblemático desembarcadero y lanzaron sus líneas al mar, ávidos de las buenas capturas y esperanzados en conseguir alguno de los grandiosos premios en juego.

Poco más de 80 competidores 'constantes y sonantes' dieron vida al certamen que, desde 2001 y con un paso creciente, organiza el rotativo líder en Sinaloa con el sano propósito de festejar por adelantado el Día del Niño.

¡Festín de peces!

Durante dos horas -entre las 09:00 y 11:00-, los participantes lanzaron al mar sus esperanzados anzuelos, enganchados con diversas carnadas que buscaron el mayor número de atrapadas en medio de una benevolencia marina incomparable.

Foto: sergio Pérez Carmen

EL DEBATE, siempre preocupado por promover la pesca recreativa y deportiva bajo un concepto familiar, volvió a echar 'la casa por la ventana' y lo hizo con una mezcla de emoción y convivencia familiar dentro de una atmósfera verdaderamente irresistible.

El animador le puso un toque especial al evento.

Llenos de energía y muy entusiasmados, decenas de pequeños atraparon botetes, pargos, mojarras, cabrillas, pez globo y palometas, una de las cuales, por cierto, pesó 4 kilos 400 gramos y registró el pequeño Rodrigo Enciso, campeón de la categoría Pargos, circunscrita para niños de 6 a 9 años.

Los pequeñines se divirtieron a lo grande.

Además de Pargos, el torneo se dividió en Alevín (menores de seis años), Coconacos (10-13 años) y Robalos (de 14 a 17 años).

Premios como bicicletas y tabletas de muy vistosos colores y actuales modelos se entregaron entre los dos primeros lugares de cada una de las divisiones e hicieron las delicias de chicos y grandes.

Premios sorpresa que hicieron la delicias de los 'peques. 

En medio de ese clima de camaradería, los niños disfrutaron, además, de grandes regalos sorpresa que el enjundioso animador repartió con su peculiar toque de chispa y entusiasmo.

Una edición inolvidable.

Cada uno de los competidores recibió camisetas alusivas y diplomas de participación muy coloridos que servirán de grato recuerdo y la constancia de una entregada participación.

Un torneo especial para festejar a los Reyes del Hogar.

Una bella edecán animó la fiesta y le puso un toque de más bullicio a la competición.

Y, para hacer más alegre la fiesta, los chiquitines se deleitaron con brincolines, juegos infantiles y concursos.

Enorme concurrencia atestó el muelle de La Puntilla.

El Big Fish Kids llegó para quedarse y ya hizo historia en Mazatlán.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse