Pesca Azteca, cuyas labores son gestionadas a través de procesos basados en la sustentabilidad y la calidad, celebró recientemente el Día Mundial de los Océanos, basado en una indispensable premisa: el respeto a los océanos.

Ubicada en Mazatlán, la empresa es una filial de Grupo Pinsa que, según la información oficial, cuenta con las certificaciones de Marine Stewarship Council (MSC) e International Seafood Sustainability Foundation (ISSF), dos distintivos que avalan la sustentabilidad de su proceso de pesca como su principal fortaleza.

Regulación, compromiso ineludible

Los datos proporcionados revelan que sus políticas y reglamentos exigen un estricto apego a las regulaciones gubernamentales como el no uso de FADs. Y es que, en cada barco, hay un observador internacional de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT) y del gobierno mexicano que monitorea, documenta y supervisa que se cumplan todas las normas establecidas por los programas internacionales de pesca del atún .

Al ser parte de la Alianza del Pacífico por el Atún Sustentable, Pesca Azteca utiliza parámetros que garantizan el cumplimiento de procesos sustentables en las actividades de la flota atunera, y así salvaguardar tanto la vida de las especies marinas como la de los pescadores en el mar.

Algunos de estos son:

1. Apego al programa Dolphin Safe y la Comisión Interamericana de Atún Tropical (CIAT), en el que se desarrollan maniobras específicas para el cuidado de los delfines y demás especies protegidas.

2. Uso de tecnología de punta que permite generar procesos avanzados de monitoreo de maquinaria, equipo y telecomunicaciones. De esta manera, se mantiene una constante comunicación y asesoría con la tripulación para una gestión eficiente del barco y capturas durante la pesca.

3. Capacitación constante a tripulantes y personal de tierra sobre el cumplimiento de los estándares de respeto al medio ambiente y ecosistema.

4. Estricto apego a Convenios Internacionales para prevenir la contaminación por los buques como lo son Organización Internacional Marítima (OMI), que revisa la eliminación de la contaminación por hidrocarburos y otras sustancias dañinas.

5. Apego a los periodos de veda establecidos de manera oficial. Estas temporadas cada vez son más extensas, con lo que se evita la sobreexplotación de la especie y así se genera un impacto positivo en su protección y desarrollo.

Un factor fundamental en la sustentabilidad de la industria es el método de pesca el llamado 'red de cerco' en el que, a través de su 'maniobra de retroceso' se libera a los delfines que pudieran quedar dentro de la circunferencia formada por la red.

Es importante destacar que, como consumidores, también se puede fomentar la pesca sustentable.

Adquirir productos de las marcas propiedad de Pinsa (Atún Dolores, Mazatún y El Dorado) te da la certeza de que estás comprando un producto con los más altos estándares de calidad, inocuidad y, sobre todo, con procesos sustentable y amigables con el océano

A través de tu ejemplo -refiere la empresa- 'puedes generar una cadena de consumo responsable que tenga un mayor impacto en la sostenibilidad de los recursos del mar.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse