Del diamante a la pesca deportiva solo hay un paso y esa milimétrica distancia lo saben muy bien los beisbolistas profesionales , que son encantados por la magia del deporte de la caña y seducidos por el rechinar del carrete mar adentro.

Varios son los ejemplos (gracias a la cortesía de Bibi Fleet Mazatlán ) y es el caso de los mazatlecos Walter Silva y Francisco Villegas, así como el de los mochitenses Juan Ignacio 'Chicote' Ayala, Teodoro Higuera y Dennys Reyes, tres figuras que, en distintos equipos y durante un tiempo, llegaron a brillar no solo en el máximo circuito beisbolero en el mundo, Grandes Ligas , sino en las ligas de Verano y Pacífico, en México.

Está también el tijuanense Freddy Sandoval, quien, como los sinaloenses, jugó en la Gran Carpa ( Grandes Ligas ), donde hizo su debut para los Ángeles de Anaheim de Los Ángeles el 8 de septiembre de 2008. Igualmente, Sandoval llegó a enrolarse en la pelota invernal con Venados de Mazatlán y Algodoneros de Guasave.

También podría interesarleLos Teodoro Higuera: del diamante al océano

Solo por citar algunos, aunque la baraja de beisbolistas que están 'enganchados' también por el brillo y la pasión de la pesca deportiva es tan amplia como enriquecedora, acogidos por el frenesí que está despierta a los cuatro costados a bordo de una embarcación.

Conocida en -al menos- dos de ellos (Ayala e Higuera) es su afición por los torneos de pesca deportiva , especialmente los que organizan el líder rotativo en Sinaloa, EL DEBATE en Topolobampo, Altata y Mazatlán.

Como beisbolista, Ayala jugó para los Expos de Montreal, Nacionales de Washington, Yanquis de Nueva, York, Mellizos de Minnesota, Marlines de Florida, Orioles de Baltimore y Bravos de Atlanta en Grandes Ligas.

Higuera, su paisano, lo hizo por nueve años (1985-1991 y 1993-1994) para los Milwaukee Brewers, quienes entonces jugaban en la Liga Americana.

Se cuece aparte el mazatleco Walter Silva (ícono jugador de Venados de Mazatlán en la Mex-Pac), quien sea lo mismo que la práctica de la pesca de orilla que de altura, sin adentrarse tanto en los torneos.

Pero todos coinciden: la magia del beisbol también surca las aguas del océano.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse