Cada mañana -'al partir mar adentro y ver al horizonte la luz del sol que apenas emerge'-, Juan Hernández se recuesta sobre la lancha con la mirada fija -y pensativa- hacia el cielo como una sensación indescriptible con olor salobre que -dice- lo purifica.

LEA TAMBIÉN: Luis Hernández y su hijo 'Yinyi': amor entrelazado en la pesca

Sexto Dan de Karate Shotokan por la World Shotokan Federation WSF, el reconocido entrenador artemarcialista es también un devoto amante de las aguas marinas, cuya concepción no duda en retratar en una filosofía que vale oro puro: 'la pesca, para mi, representa más que un deporte, un encuentro espiritual entre el mar, cielo y ser humano'.

Exitoso entrenador de karate y pescador. Foto: especial

Y es que, en cada alborada, cuando zarpa mar adentro, la pesca es una de las 'más maravillosas sensaciones que puede experimentar' dado que, como él mismo dice, 'se te olvidan todas aquellas cosas que te están afectando en tu vida en ese momento'.

'Alejarse de la ciudad y seguir mar adentro'

Siempre acompañado de su hermano, Luis Guillermo 'Willie' Hernández, quien es también karateca (Primer Dan) y pescador, Juan tiene en el mar y la pesca un desfoque que identifica así:

'Alejarse de la ciudad y seguir mar adentro, donde nos ha tocado vivir lluvias, sol extremo, relámpagos y, a veces, un mar en calma si estuviéramos en una alberca y provoca un silencio y una tranquilidad increíble'.

Ya con la piola (y el anzuelo) en mano, el segundo de una respetable familia -procreada por Juan José Hernández y Bertha Lilia Lizárraga Uriarte- se topa con una variedad de peces que incluye lo mismo pargos que mantarrayas de 15 kilogramos.

Visite el canal de YouTube de Big Fish y dele CLICK AQUÍ

El ejemplar de mayor tamaño que hasta el momento ha atrapado es una palometa de 10.800 kilogramos después de pelearla por más de 30 minutos en un día de navegación cerca del punto llamado Barco Hundido, rumbo a la Isla de la Piedra, en pleno mar.

LEA TAMBIÉNLos Hernández: una pasión con sabor a mar

También presume dentro de su repertorio de grandes ejemplares una baqueta de 10 kilogramos que, a diferencia de la palometa, atrapó en las inmediaciones de El Faro, el cerro El Crestón, en Mazatlán, dos años después.

'La satisfacción de lograr un pez de ese tamaño es algo grandioso', expresa. 'Y existen días que tenemos que ir de un punto a otro buscando encontrar el punto ideal. Como yo muchas veces les digo: 'si les quitan la carnada y no logran pescar nada, tenemos que buscar otro lugar, pues pez que no esté arriba de la lancha no cuenta''.

Hombre del deporte a carta cabal, Juan es también el responsable directo de la organización de la Liga Profesional de Karate (LPK) que este año, en diciembre, se encaminaba a cumplir su novena edición ininterrumpida, pero que, por los efectos de la pandemia causada por el Covid-19, decidió aplazarla hasta 2021 cuando -se espera- haya mejores condiciones sanitarias y de aval por parte de las autoridades.

'Un encuentro espiritual entre el mar, cielo y ser humano'.

Pero no solo es pescador, karateca y organizador, sino también delegado estatal (en Sinaloa) de lo que se conoce como 'único organismo responsable del desarrollo del segmento del Turismo Deportivo en México, el Consejo Mexicano de Turismo Deportivo (Cometud)'.

Desde su creación, en 2015, el órgano ha hecho estudios, levantamiento de datos, intercambio de información y proyección de eventos deportivos ligados al turismo. Todo, 'gracias al apoyo de un equipo de colaboradores al que se sumaron socios y aliados con la firme convicción de apoyar a todas las personas y empresas que participan en este noble sector'. 

Si bien ha practicado la pesca deportiva, es en la de fondo donde estriba su mayor oficio y experiencia. 'La pesca de fondo es diferente, es una verdadera lucha de fuerza y técnica entre tú y el pez'.

Y es que, en su opinión, la pesca requiere paciencia y control, además de sensibilidad (cuando estás) 'al toque de una embestida para jalar la cuerda y atrapar al pez'.

No en balde, él, su hermano 'Willie' y su sobrino 'Yinyi', Juan Luis Hernández Lizárraga, disfrutan a plenitud el mar y la pesca de fondo, ávidos de enriquecedoras experiencias que, además de peces, se nutren de inspiración, convivencia y cariño fraternal.

'Vivir en una ciudad donde tenemos mar y podemos vivir esta experiencia es un lujo que pocos pueden tener'.

Y hay que saber aprovecharlo.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse