Pesca abundante y fructífera vivió la tripulación de Sea Esta por el pacífico tras atrapar siete muy buenas tunas que sus integrantes presumieron y compartieron a los cuatro costados del encantador océano.

La siempre simpática Andrea La Rochelle.

El yate, capitaneado por el mazatleco Juan Carlos Smith, partió de la Marina Mazatlán con sus pescadores impregnados -al final- de un frenesí pegagoso por los preciados ejemplares de unos 30 y 20 kilos cada uno en promedio.

Particularmente se trató casi de la misma tripulación de Insaciable, equipo de reconocido prestigio en la pesca deportiva de altura que participa con frecuencia en los torneos en Sinaloa, entre ellos los de Big Fish de EL DEBATE.

Foto: Cortesía

Por supuesto que entre los integrantes estuvo Andrea La Rochelle, la hábil y guapa pescadora de origen canadiense que, desde algunos años atrás, radica en Mazatlán y practica lo que considera una pasión irrefrenable: la pesca deportiva.

 Andrea La Rochelle, con toda actitud.

La navegación se circunscribió a 35 millas náuticas, hasta donde el equipo de pescadores acudió y avistó atunes en medio de un impresionante espectáculo de delfines tornillo que hizo más completa la odisea.

Delfines tornillo que se avistaron durante la travesía.

Cuando Andrea La Rochelle y su capitán Smith zarpan mar adentro, la garantía de una prodigiosa pesca es un elemento verdaderamente satisfactorio no solo para ella, sino para el resto de los acompañantes.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse