La aparición de un nuevo ejemplar fuera de su hábitat causó singular expectación en una playa de Mazatlán, esta vez de un pequeño cocodrilo que madrugó, 'aprovechó' el asueto dominical y salió a retozar con toda placidez en medio del rompimiento de las olas.

LEA TAMBIÉN: Deceso de enorme ballena gris causa deceso en Mazatlán

El avistamiento captó la atención -como otros casos de tortugas marinas, ballenas y focas varadas- de curiosos que, en cuestión de minutos, se aglomeraron sobre la superficie del malecón a tomar fotografías y videos antes de compartirlas en sus redes sociales.

Elementos de Tránsito Municipal reportaron la presencia del saurópsido a unos metros de las gigantescas e icónicas letras de Mazatlán a elementos del Escuadrón del Salvamento Acuático, que enseguida arribaron. Poco después hizo lo propio personal del Acuario Mazatlán que tomó el reporte y, con el apoyo de los mismos salvavidas, trató de rescatar al temible animal para llevarlo a una zona de mejor resguardo y aminorar el riesgo en la población.

LEA TAMBIÉN: Limpian el mar, pescan plástico: ¡encomiable labor!

Durante más de media hora, el cocodrilo de aproximadamente dos metros merodeó sobre la playa en un corto tramo de donde originalmente fue avistado y, por momentos, se perdió entre las olas del mar, todo en medio de la sensación y el bullicio de paseantes y turistas que hicieron obligada escala para captar las vivencias y compartirlas.

Captura de pantalla. video: Víctor Torres

El pasado 5 de septiembre, igualmente sobre la playa mazatleca, un hecho similar -pero éste el de desove de tortuga golfina- causó enorme animación en peatones que en esos momentos pasaban por el lugar y que, como el del cocodrilo, no dudaron en quedarse para grabar un recuerdo poco usual en la zona. 

Más de un año atrás, el 27 de enero de 2020, una enorme ballena gris (Eschrichtius robustus) apareció muerta en Mazatlán, sobre la avenida Del Mar, en un hecho que llamó poderosamente la atención a curiosos que no perdieron detalle alguno.

 

Precisamente por su considerable tamaño, la aparición del llamado cetáceo misticeto de la familia Eschrichtiidae no pudo pasar inadvertido para bañistas y paseantes, que pronto captaron con sus teléfonos celulares las imágenes viralizadas en segundos en redes sociales. 

SUSCRÍBASE A NEWSLETTER

SUSCRÍBASE A YOUTUBE

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse