Considerados uno de los fenómenos más impredecibles y destructivos de la naturaleza, los sismos han vuelto a ser noticia puntual -más allá de los cercos sanitarios e informativos por el Covid-19 - y saltan a la vista preguntas que nunca están por demás: ¿qué son, cómo se producen, y cuáles son las cinco placas tectónicas que hay en México?

También le interesa: Remo, un pez que 'predice' terremotos

Entre ayer y hoy, dos sismos azotaron las costas de Sinaloa y Baja California Sur, particularmente en Mazatlán y San José del Cabo. El primero -de magnitud 4.2 grados en la escala de Richter- fue registrado por el Servicio Sismológico Nacional a las 11:00 horas a 183 kilómetros al soroeste de Mazatlán, en tanto el segundo fue localizado esta madrugada (03:46:04) a 200 kilómetros de San José del Cabo y con una magnitud de 6.1 grados.

¿Cómo se producen?

Un sismo, o terremoto, se presenta cuando las placas tectónicas de la Tierra se mueven y provocan movimientos bruscos en el suelo. Y, por sus características, pueden ser de dos formas: oscilatorio (dirección horizontal) o trepidatorio (dirección vertical).

Se dan -en otra explicación científica- cuando se gesta la liberación de energía o tensiones acumuladas en el interior de la Tierra. Y, cuando existen rupturas repentinas en las capas tectónicas, que a veces se acompañan por la ruptura de la superficie terreste, saltan las vibraciones en el suelo.

Un terremoto oscilatorio se produce cuando los movimientos de la tierra son como cuando un péndulo de reloj, es decir, de un lado hacia otro. Un sismo trepidatorio es provocado por movimientos de arriba abajo y viceversa. 

¿Por qué tiembla?

Según el Cenapred (Centro Nacional de Prevención de Desastres), la Tierra está cubierta por una capa rocosa conocida como litosfera, con espesor hasta de 100 kilómetros, y que está fragmentada en grandes porciones llamadas placas tectónicas.

La movilidad de éstas ocasiona que en los bordes, donde las placas hacen contacto, se generen esfuerzos de fricción que impide el desplazamiento de una respecto a la otra. 'Si dichos esfuerzos sobrepasan la resistencia de las rocas, o se vencen las fuerzas friccionantes, ocurre una ruptura violenta y la liberación repentina de la energía acumulada'.

Cinco placas tectónicas

México se encuentra en una zona de alta sismicidad debido a la interacción de cinco placas tectónicas (la Norteamérica, la de Cocos, la del Pacífico, la de Rivera y la del Caribe), de acuerdo con el Servicio Sismológico Nacional, que depende de la UNAM.

Placas tectónicas. Foto: Pixabay

Y aquí una breve explicación de cada una de ellas:

Norteamérica:

Es la placa en la que se asientan América del Norte (incluyendo a Groenlandia), los archipiélagos de Cuba y las Bahamas en el mar Caribe, la parte occidental del océano Atlántico Norte (hasta la Dorsal Mesoatlántica), la mitad occidental de Islandia, una parte del océano Glacial Ártico y el territorio siberiano al este de la cordillera Verjoyansk.

Cocos:

Se sitúa debajo del océano Pacífico, en la costa occidental de América Central. En el noreste limita con la placa Norteamericana y con la placa del Caribe, bajo las cuales es subducida y provoca el vulcanismo y fuertes terremotos en la zona.

Pacífico:

Es una placa que abarca la mayor parte del océano Pacífico y una de sus características son los puntos calientes subyacentes que originaron las islas Hawái y otros numerosos archipiélagos volcánicos.

Rivera:

Es una pequeña placa tectónica localizada al oeste de México, justo al sur de la península de Baja California. Está limitada al noreste por la zona de Fractura de Tamayo y, al Este, por la Trinchera Mesoamericana que la separan de la placa de Norteamérica.

Se cree que la placa de Rivera se separó de la placa de Cocos hace 10 millones de años.

Caribe: 

Es una placa con una superficie de 3.2 millones de km², que incluye una parte continental de la América Central (Guatemala, Belice, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Costa Rica, Panamá) y constituye el fondo del mar Caribe al norte de la costa de América del Sur.

Esta colinda con la placa Norteamericana, la placa Sudamericana, así como la de Cocos. Se mueve en dirección sureste.

Los temblores fuertes regularmente son seguidos por otros movimientos menores de las placas tectónicas que se conocen como réplicas y pueden ocurrir días o semanas después del temblor inicial.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse