El arrojado pescador submarinista, Juan Antonio Mendoza Jiménez, volvió a dar una muestra de su destreza bajo el mar luego de capturar con precisión escrupulosa una curvina de 10.5 kilos en las inmediaciones de El Faro.

Considerado uno de los pescadores con arpón más destacados en Mazatlán, este navegante es un submarinista cuyo arrojo y destreza bajo el agua no tienen límites, y así lo pone de manifiesto en cada travesía y prueba a que se enfrenta.

Pargo colorado de ocho kilos que Juan Antonio Mendoza atrapó con arpón.

Precisamente por su arrojo, el pescador mazatleco se ha convertido en un referente en la fascinante pesca deportiva con arpón, que lleva hasta el tuétano, cada día con mayor esmero y capacidad.

Esta vez, el cariñosamente apodado como Soruyo comparte con orgullo y pasión la más reciente pesca, que fue una enorme curvina, en una demostración de su destreza y talento.  

El pescador mazatleco Juan Antonio Mendoza Jiménez, con una curvina.
Con un pargo coconaco de nueve kilos, capturado en El Cardón.

 
Pargo prieto de ocho kilos y pargo colorado de cinco, capturado en la Piedra Negada.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse