Considerada una 'perla' de la pesca deportiva, la estadounidense radicada en Mazatlán, Andrea LaRochelle, se abre camino en el mundo de la navegación, motivada por su entrega y pasión, pero también por dos grandes aliados: Juan Carlos Smith, su capitán de cabecera, y Carlos Rodríguez, su marinero.

Crecida en Nueva Inglaterra, al norte de Boston Massachusetts, vivió en Tampa, Florida durante 13 años, y decidió asentarse en Mazatlán en abril de 2017, si bien había estado antes en 2009, 2012 y 2014.

¡Diosa del mar!

Como navegante, LaRochelle se ha convertido en una referente de la pesca deportiva de altura, particularmente desde 2017 cuando aprendió a pescar al fondo sin caña con una entrega absoluta.

Meses después, en febrero de 2018, se enroló en esa faceta (la pesca de altura) hasta enamorarse y entregársele, siempre a bordo de la embarcación Sea Esta y siempre cobijada por dos muy buenos maestros:: Smith y Rodríguez.

Cada vez más, LaRochelle aprende los secretos de la pesca deportiva y lo hace amena, alegre y pegajosamente.

'El capitán me enseñó cómo buscar los peces en alta mar, pero Carlos Rodríguez me enseñó de la carnada, las carretas y cañas, y la manera como sacar los peces', reconoce, agradecida, entusiasta.

Ella es LaRochelle, una verdadera diosa de la pesca deportiva en quien se conjugan pasión, entrega y belleza, y quien va por más retos que la consoliden como una navegante de muchas millas náuticas.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse