Un capitán de pesca deportiva fue obligado a arrojarse al mar después que desconocidos rentaron un servicio de navegación y terminaron llevándose su lancha -en la que viajaban a bordo- por el Pacífico mazatleco.

LEA TAMBIÉN: Pesca deportiva en memoria de un amigo en Mazatlán

El incidente, que no tiene precedentes en la historia de la pesca deportiva de Mazatlán, ocurrió ayer en las inmediaciones de Mármol, al norte de la ciudad, hasta donde el prestador de servicios turísticos fue obligado -a punta de pistola- a lanzarse al agua sin más medios que su suerte y lucha de supervivencia.

La embarcación hurtada.

Ya en medio del mar y como pudo -según relató el afectado a pescadores y autoridades-, libró el 'reventazón' de las olas, llegó a la orilla después de caminar un tramo sobre la arena y se encontró con unos pescadores a quienes narró lo sucedido y solicitó el apoyo para ser trasladado hacia la entrada de Mazatlán.

Los desconocidos armados, que previamente alquilaron la embarcación para una jornada de paseo por el Pacífico mazatleco de ocho horas, cambiaron el sentido de su objetivo ya en pleno mar, en cercanías con la llamada Isla del Medio, y cometieron la fechoría.

SUSCRÍBASE A NEWSLETTER

Foto: cortesía

La incidencia llegó a oídos de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar), que tomó 'cartas en el asunto' y notificó, como parte del protocolo, a la Capitanía Regional de Puerto con sede también en Mazatlán.

Uno de los familiares del afectado expresó que su hermano -de amplia experiencia en la pesca deportiva- agradeció al Creador seguir con vida después del hecho que significó 'un gran trauma' y que le concedió otra oportunidad de vivir. 

SUSCRÍBASE A YOUTUBE

Enterados del robo con violencia, pescadores deportivos de Mazatlán lamentaron la comisión del delito, mostraron su apoyo al compañero afectado y se dijeron alertas para no sufrir lo propio. 

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse