Pesca muy responsable ejerció este día una tripulación que, a bordo de la embarcación Super Panga, salió a pescar y a su regreso tuvo una buena reseña qué contar: la liberación de un pez vela y la captura de dos peces dorados.

Desde la mañana, Dowda y Oliver zarparon mar adentro junto con Alejandro Teno Jr. y Pedro Jiménez, quienes a la postre se convertirían en dos bujías en la prodigiosa navegación en el océano Pacífico.

Foto: Cortesía

El bote salió de la Bibi-Bibi Fleet, la prestigiosa flota cuya tradición data de 1946 y que, a lo largo de toda su vida, se ha consolidado en un referente obligado de la pesca deportiva con sede en la Marina Mazatlán.

Únete al Whatsapp Big Fish: (Click) Unirse