Muchas veces, el placer de coger una caña y atrapar un buen pez se ve empañada por algún incidente que, a bordo de una lancha o simplemente fuera de ella, ocurre y da al traste con una jornada que tendría que ser placentera.

Y es que la pesca deportiva no solo es una pasión de desenfreno sin límite, sino una actividad que conlleva riesgos, y muy serios, si no se tiene la debida seguridad y prevención o no se actúa con los nervios bien fríos.

Es cuando del gozo se va al pozo.

La práctica de cualquier modalidad de pesca es una afición muy fascinante que, a sus amantes, proporciona muchísimas horas de reláx, diversión y satisfacción.

Si el pescador no conoce las medidas básicas de seguridad, podría exponerse a sufrir algunos disgustos o problemas, así que no hay nada mejor que practicar la pesca con planeación.

Su sitio bigfish.mx -con el apoyo del portal www.espesca.es, se abocó a la tarea de checar siete situaciones de peligro, así como las medidas preventivas, que el pescador debería de tomar en cuenta a la hora de lanzar sus aparejos al mar.

1) Ojo con los anzuelos:

Es muy fácil clavarse un anzuelo y a cualquiera le podría pasar, especialmente si se pesca a mosca. Por ello, es recomendable que se protejan los ojos y que, si se diese el caso de que alguien se lo clavase, es no hacer nada y esperar una ayuda de otra persona.

El portal www.espesca.es sugiere cortar el nylon, vendar los dos ojos para mantenerlos cerrados y acudir cuanto antes al médico más cercano, o avisar a los servicios de urgencias. Lo mejor para prevenir esta situación es que, además de tener sumo cuidado con los movimientos realizados, acuda siempre con gafas de sol, más aún cuando son jornadas de viento.

2) A la hora de vadear:

Para vadear se requiere estar atento a todos los detalles y entrar de lado en las corrientes para que haya menos superficie de resistencia y nunca mover un pie hasta tener el otro firmemente asentado en el fondo. El portal recomienda que, en la primera oportunidad, lo mejor es vadear a favor de la corriente (en lugar de luchar contra ella) y nunca confiarse de lo que parece la superficie del agua porque más de una vez se podrías llevar una sorpresa con la fuerza que acarrea la corriente de las aguas.

3) Especial atención a la electricidad:

Hay que recordar siempre que jamás se deben de tocar los cables eléctricos y que basta con acercar la caña a una distancia para que se produzca una descarga. Lo idóneo es caminar con la caña en situación paralela al suelo y desmontarla si el pescador va a recorrer un largo trecho.

4) Relámpagos:

¡Ah! Y no olvidar de los rayos puesto que, desgraciadamente, causan problemas entre los pescadores muy a menudo, sobre todo por los materiales de carbono de las cañas, que son conductores de la electricidad. En este sentido, cuando se escuche el primer trueno, hay que desmontar la caña, buscar un refugio y dejar pasar la tormenta. Además, una vez que ésta termina, los peces, por lo general, se mueve más y mejor. También es importante llevar un 'pararrayos' que es la caña de pescar

5).- Cuidado con los falsos lances:

Este es un consejo dedicado, casi en especial, a los pescadores a mosca dado que, cuando se hacen falsos lances, siempre se deberá tener muy presente lo que haya detrás de alguien. Y no solo por no perder las valiosas moscas tan preciadas para este tipo de pesca, sino para evitar que cualquier pescador que pase se pueda enganchar a ellas. Para ello, lo mejor es esperar a un momento más tranquilo, cuando no haya nadie por la zona o se encuentre más despejada, y así se evitarán tener posibles altercados con otros pescadores o viandantes.

6).- ¡No ir solo a pescar!

Lo más recomendable, desde el punto de vista de la seguridad, es no ir a pescar solo. Aunque claro habrá días en que no se podrá, siempre que vaya solo a pescar el exponente debe procurar avisar en casa antes de salir el punto exacto al que se dirige. Hay que pensar que el incidente menos importante puede agravarse tremendamente si está solo.

7) La pesca con niños:

Si la idea es salir a pescar con sobrinos, nietos o primos, hay que tener en cuenta que siempre será importante que los familiares van a requerir atención continua. El sitio recomienda armarse de paciencia y prepararse para deshacer nudos, desenganchar anzuelos, perder parte del preciado material e, incluso, dar un baño vestido.