Devon, Inglaterra.- Al parecer Daniel Challis y Cherly Stevens no imaginaban lo que estaba por venir después de la borrachera, pues estando de fiesta en casa de un amigo, en Devon (Inglaterra), decidieron grabar un vídeo en el que se veía a Challis comiéndose vivo al pez de su amigo.

Daniel Challis a punto de comerse al goldfish

Según publica El Mundo, este vídeo fue subido a Facebook siguiendo el reto #Neknominate –Traga y Nomina- que normalmente corresponde a vídeos en los que se ve a personas ingiriendo grandes cantidades de alcohol. Fue entonces cuando algunos usuarios de la red social reenviaron las imágenes a la asociación animalista inglesa y galesa RSPCA (Sociedad Real para la Prevención de la Crueldad contra los Animales).

Desde esta asociación se remitió el vídeo a la fiscalía, donde se acusó a Challis y a Stevens de ocasionar sufrimiento innecesario y una muerte desagradable al animal. “El pez se movía porque yo estaba nervioso y movía mi mano. Me estremecí porque estaba viscoso y no era agradable”, alegó Challis en el juicio, aunque el magistrado no le creyó.

Ahora tanto Challis, protagonista del vídeo, como Stevens, quién grabó las imágenes se enfrentan a cuatro meses y medio de cárcel. Además, tendrán que hacer frente a 200 horas de trabajos comunitarios y a una multa de 1.270 euros. Aquí puedes ver el vídeo compartido por la RSPCA.

Con información de El Muro y Revista Jara y Sedal.