En Nueva Caledonia -un archipiélago francés compuesto por una gran isla llamada Nueva Caledonia y pequeñas islas que se encuentran en Oceanía-, hay una técnica de pesca muy peculiar para capturar sus presas.

Y es que sus lugareños -melanesios cuyos antepasados llegaron a estas tierras desde las islas de Papúa y Nueva Guinea- atrapan peces con una lanza llamada azagaya (tipo de arma arrojadiza primitiva y ligera) en un acontecimiento que solo se da y con bastante animación en esta población, donde las costumbres ancestrales se mantienen como un manto sagrado.

La olímpica técnica

Con la mano, los pobladores cogen el aditamento (una especie de jabalina) y, luego de atisbar su presa en las transparentes aguas de la isla, se lanzan al vacío con la azagaya filosa y certera sobre el pez.

Hasta Nueva Caledonia, en el Pacífico sur, llegó en 2013 el fotógrafo Stephane Ducandas para captar las impresionantes imágenes del lance.

También le llaman pesca acrobática: Foto: LaReserva.com

Muchos de los aborígenes de esta colonia francesa de ultramar siguen aferrados a sus viejas costumbres y modos de vida (sin renunciar a los beneficios del turismo y la civilización). Una de ellas es la de la pesca, que les ha obligado a desarrollar a lo largo del tiempo una habilidad y pericia extremas, como se aprecia en las fotos.

¿Cómo inicia? Los pescadores buscan una roca elevada y, una vez que atisban su presa, se arrojan con todo. Son las ventajas de vivir en un paraíso de aguas tan claras y limpias, de otro modo sería imposible acertar el lanzamiento.

“Es posible que esta técnica de pesca hunda sus raíces en las profundidades de la prehistoria humana, aunque para los habitantes de las islas Lealtad (las más orientales de Nueva Caledonia), está más vigente que nunca. Los turistas, sin embargo, no dejan de asombrarse y maravillarse cada vez que el pescador sale del agua con su captura”, expresa Ducandas.

Pobladas por melanesios desde hace más de 3 mil años, las islas Lealtad fueron colonizadas más tarde por inmigrantes llegados de la Polinesia. En el siglo 19, después de las revueltas indígenas en Grande Terre, fueron deportados a ellas parte de las tribus de canacos, que tal vez llevaron allí esta vieja práctica de pesca. Marginadas de la colonización europea, las islas son hoy en día un centro de cultura kanak.

Ducandas capturó este momento increíble en que un pescador salta para atrapar un pez congelado en el aire. Lo hizo con el uso de su cámara réflex digital en una bolsa impermeable submarina de especialistas para protegerlo del agua y usando sus reacciones para tirar la foto en el momento perfecto. El pescador en la foto se llama Albert y la larga lanza que su utiliza se denomina Assegai. Albert y la técnica de pesca de su clan es única en el mundo.

Stephane dijo: "Hunca he visto este tipo de pesca en cualquier otro lugar. En Nueva Caledonia, algunos pescadores de camarón utilizan Assegai. Pero saltando como este con esa increíble precisión fue absolutamente increíble y típico de la isla de la Lealtad".

Foto: LaReserva.com

Stephane Ducandas nació en Nueva Caledonia, donde vivió durante siete años antes de viajar por el mundo a causa de trabajo de su padre. Finalmente regresó a su patria hace siete años para redescubrir su país natal.

Ducandas continúa documentando las hermosas islas de Nueva Caledonia, que se puede ver en su documental.

(Con información de LaReserva.com)