Cada día más difíciles de conseguir, y por esa razón más costosas, las mojarras que se utilizan para carnada son muy batallosas para mantenerse con vida. Es por eso que Big Fish te trae algunos consejos para conservarlas con vida por un tiempo más prolongado.

Foto:  waste.ideal.es

Primero habrá que tener muy en cuenta que el alimento para peces es más caro que la mojarra en sí.  Además los cambios drásticos en el agua, como la temperatura, salinidad, y PH, las cuales son muy difíciles de repetir en casa con agua de la pecera.

Alojarlas en recipientes cuadrados, ya que cuando son redondos se mueren al girar tanto.

Se recomienda poner 1 litro de agua por centímetro de pez osea, unos 4 litros por mojarra. Colocarle una cucharada de sal gruesa además  para matar virus y bacterias.

Agregar anti-cloro al agua, o juntarla en baldes y dejarla 1 día antes de agregarla a los peces, para que se evapore el cloro.

Cambiar el agua semanalmente como mínimo.

No darles más alimento del que puedan comer en 5 minutos, ya que el resto se aloja en el fondo y se pudre. Comen musgos y larvas, aunque sirve también el alimento para peces.

Si las queremos conservarlas más tiempo vivas en el ámbito de pesca, ponerle poca agua al recipiente para que ellas mismas oxigenen el agua con el coleteo al nadar.

Es conveniente dejarlas bajo techo, o con el recipiente tapado con un nylon para que conserven la temperatura justa (18º C)



Con información de pescadordeportivo.net